La encontraron en la puerta de una casa hace más de 20 años: con un recorte de diario y un posteo busca su verdadera historia


Micaela Martínez (23) nació en septiembre del año 1998 en la ciudad de Bahía Blanca
Micaela Martínez (23) nació en septiembre del año 1998 en la ciudad de Bahía Blanca

Corría septiembre de 1998 cuando el hallazgo de un bebé en el hall de entrada de la casa de una familia, en el barrio Altos del centro de Bahía Blanca, revolucionó a los vecinos de la zona. “Brenda Micaela”, como la llamaron en un primer momento, fue encontrada el sábado 19 de aquel mes, alrededor de las 15 horas. “Estaba envuelta en bolsas de nylon y un toallón, al pie de una escalera de mármol”, detalla una crónica, con fecha del 22 de septiembre, del diario bahiense La Nueva Provincia.

Al texto lo acompaña una imagen en blanco y negro, donde se ve una recién nacida en una incubadora, junto a una de las enfermeras del Hospital Penna. “Se estima que nació con un mes de anticipación. Actualmente está en 1.600 kilos y, para ese peso, el estado general es muy bueno. Está respondiendo bien a la alimentación que le estamos dando por sonda. De no mediar contratiempos podría ser dada de alta dentro de 10 o 15 días”, informaba el doctor Daniel Máquez, Jefe del área de Neonatología de la Institución, a los medios locales.

Por su parte, el comisario Rubén Omar Bahl, titular de la seccional segunda, instaba a la sociedad a aportar algún tipo de información. “No existe el delito perfecto. Alguien tiene que haber visto algo”, apuntaba.

Pasaron 23 años de aquel momento y la que comparte los recortes de diario de aquella época con Infobae es Micaela Martínez. Después de un posteo que se animó a hacer en Facebook, logró “desempolvar” su historia y encontró lo que hace tiempo venía buscando: respuestas.

Después de acceder a su "expediente de abandono" Micaela encontró un montón de recortes que contextualizan acerca de su primer mes de vida y de la investigación que se llevó a cabo por su caso
Después de acceder a su «expediente de abandono» Micaela encontró un montón de recortes que contextualizan acerca de su primer mes de vida y de la investigación que se llevó a cabo por su caso

LA QUE BUSCA…

Micaela tiene el cabello castaño y las pestañas largas y arqueadas. Estudia Derecho, está de novia hace un mes y medio y trabaja en un local de accesorios. “Siempre supe que fue adoptada. Mis padres nunca me ocultaron nada”, dice acerca de Jorge Martínez (66) y Silvia Ferreyra (61) que, después de muchos años buscando el “hermanito” para su hijo mayor, decidieron emprender el camino de la adopción. “Sé que llegué a sus vidas por el deseo enorme que tenían de volver a ser padres”, dice.

Con los años, Micaela fue creciendo y, con ella, algunos interrogantes. Fue entonces cuando su mamá le contó que había nacido prematura y que pasó varias semanas en el área de Neonatología del Hospital Penna. También le confió que, antes de llegar al Hogar de Belén (donde fue adoptada), la habían dejado en la puerta de la casa de una familia y le mostró un recorte del diario La Nueva Provincia, al que la joven le restó valor.

Así como lo leí, lo guardé. Nunca le di mucha importancia pero, hace un tiempo, empecé a sentir la necesidad de encontrar respuestas para completar una parte de mi historia”, dice.

Motivada por sus inquietudes, Micaela hizo una publicación en el grupo de Facebook “¿Dónde estás?”, grupo que ya tiene más de medio millón de miembros. Fue el lunes 18 de octubre, un día después del “Día de la Madre”. “Soy Micaela y soy adoptada, tengo 23 años y nací el 15 de septiembre de 1998 en Bahía Blanca. Quería saber sobre mis orígenes biológicos o algún tipo de información sobre mi caso. No tengo más datos que los de este recorte, escribió junto al pedacito de diario, donde se ve una imagen de sus días de recién nacida.

El posteo fue compartido por más de 4.500 personas y sumó más de dos mil comentarios, entre ellos, el de Juanjo Lanusse, integrante de la familia que la encontró en la puerta de su casa
El posteo fue compartido por más de 4.500 personas y sumó más de dos mil comentarios, entre ellos, el de Juanjo Lanusse, integrante de la familia que la encontró en la puerta de su casa

…ENCUENTRA

En pocas horas, el posteo de Micaela fue compartido por más de 4.500 personas y sumó más de dos mil comentarios. Entre ellos, y para su sorpresa, estaba el de “Juanjo Lanusse, hijo de Cristina y Juan José Lanusse, el matrimonio que encontró a Micaela en la puerta de su domicilio.

Cuando vi la publicación, que me la hizo llegar un amigo, me temblaban las manos. A lo largo de estos años, muchas veces nos preguntamos qué sería de la vida de Mica. De hecho, durante la pandemia, yo sentí que ella iba a aparecer y que nos íbamos a reencontrar. Tenía esa sensación, ese deseo”, dice a Infobae, Juanjo (34), el del medio de los tres hermanos Lanusse, que actualmente vive en Capital Federal.

Un día después, el martes 19 de octubre de 2021, Juanjo y Micaela hablaron por teléfono durante más de una hora y él le contó, con lujo de detalles, cómo fue que la encontraron.

“Era un día de invierno nublado y de mucho frío. Yo tenía 10 u 11 años. Estaba en pijama y me acuerdo que papá fue a comprar algo al kiosco, que estaba a unos metros de casa. Bajó la escalera y dejó la puerta de calle entreabierta. Cuando volvió, encontró una bolsa en el hall y empezó a los gritos. ‘Un bebé. Nos dejaron un bebé‘. Mi hermano más chico lloraba, yo no entendía qué pasaba, después vino la policía… Fue un descontrol”, recuerda Juanjo.

Ese mismo días, pero un poco más tarde, Micaela se comunicó con Cristina Lanusse, la mamá de Juanjo. “Me hizo muy bien hablar con ella: es un amor. Según su recuerdo, yo estaba adentro de una bolsa de nylon envuelta en un montón de toallas, como cuentan todos los medios. Pero, a su vez, me dijo que yo estaba ‘impecable’ con el pañal recién cambiado, escarpines blancos y una batita. Eso realmente me sorprendió”.

Durante el tiempo que Micaela pasó en la Neonatología, Cristina y su marido (que falleció en 2001) iban a visitarla al Hospital Penna con frecuencia. Pero cuando se concretó el tema de la adopción, explica Juanjo, perdieron el contacto. “A pesar de los años, mamá siempre la tuvo muy presente a Mica. Que haya vuelto a nuestras vidas es muy significativo”, agrega.

En diciembre, como cada año, los Lanusse irán a pasar las fiestas a Bahía Blanca. “Me dijeron que quieren que vaya a conocerlos, que me iban a hacer recorrer la casa y me iban a mostrar todo”, cuenta Micaela con el entusiasmo a flor de piel.

La casa de la familia Lanusse donde dejaron a Micaela hace 23 años
La casa de la familia Lanusse donde dejaron a Micaela hace 23 años

“TIENE QUE HABER UNA EXPLICACIÓN”

Además de Juan José y Cristina Lanusse, cuenta Micaela, apareció una jueza que, en 1998, fue secretaria de su caso y la ayudó a conseguir su “legajo de abandono”. “Sabía que existía un legajo de adopción, pero no uno de abandono. Ese ‘pedazo’ está lleno de información, datos y noticias. Me sorprendí al ver que se hizo una investigación para dar con mujeres que hubieran tenido bebés en ese momento. Buscaron en Punta Alta, Necochea, Coronel Suárez, pero nunca apareció nadie. Yo no tenía idea de todo eso y la verdad es que me impactó un montón”, dice.

A pesar de la gran cobertura mediática que tuvo el caso, en los recortes que ahora tiene en poder Micaela, la calle del domicilio de la familia Lanusse está errada: “Alguna vez me arrimé hasta esa dirección, pero no encontré nada. Por eso decidí recurrir a las redes sociales”.

Acerca de sus padres, la joven reconoce que no supo cómo hablarlo con ellos, así que se enteraron cuando la publicación ya “era viral”. “No quería hacerlos sentir mal ni herir sus sentimientos. La verdad es que yo hice el posteo sin dimensionar la repercusión podía llegar a tener. Ahora ya están al tanto y me súper apoyan. Mamá me dijo: ‘Te voy a acompañar en todo’. Mis viejos son lo mas bueno que existe en el planeta y lo mejor que me pudo pasar. Por supuesto que me gustaría encontrar a los de origen, porque estoy convencida de que detrás de todo lo que pasó hay una explicación o un porqué. También quisiera saber si tengo hermanos, primos o abuelos”.

Micaela y su mamá Silvia. "Mis viejos son lo mas bueno que existe en el planeta y lo mejor que me pudo pasar", dice la joven
Micaela y su mamá Silvia. «Mis viejos son lo mas bueno que existe en el planeta y lo mejor que me pudo pasar», dice la joven

El pasado 15 de septiembre Micaela cumplió 23 años. La fecha, dice, le “hace ruido”. “Se supone que nací ese día, pero es una estimación. A mí me encuentran el 19, ‘vestida, bañada, abrigada’… Ese dato que me dio Cristina fue muy fuerte para mí. Ahora me pregunto: ¿Adónde estuve esos cuatros días? ¿Con quién?”, reflexiona.

A pesar del “revuelo” que se generó Micaela tiene los pies sobre la tierra: “Siempre pensé que si en 23 años no apareció nadie, a esta altura no va a hacerlo. Pero bueno, hay que estar preparada. El día de mañana, me gustaría tener hijos y ‘¿Qué les voy a decir?’. Esa también fue una de las cosas que me impulsó a emprender esta búsqueda”.

SEGUIR LEYENDO:

La pregunta de sus hijas que le reveló una verdad oculta: “Má, ¿estás segura de que sos hija de Noni y el Abuelo?”
“Mamá te busco”: una partida de nacimiento falsa, un llamado inesperado y pacto de silencio que se rompió después de 42 años