«Pedimos a los senadores que aprueben la ley del Síndrome de Dravet»



Soy mamá de Emanuel, de 21 años, quien padece Síndrome de Dravet. Somos de Rosario, una de las tantas provincias que a lo largo y ancho del país esperaba esperanzada la Sesión Ordinaria del día 9 de diciembre del Honorable Senado de la Nación, confiando en que por fin esta enfermedad devastadora que nos atraviesa a todas empezaría a salir a la luz, y dejaría de ser invisible en nuestro país, que tendríamos esa ley tan necesaria para que los Dravet argentinos pudieran soñar con tener una mejor calidad de vida.

Eso no sucedió y la sensación de angustia y de impotencia nos recorrió a todas al ver que una vez más, nuestros hijos, eran postergados y que otros temas eran tratados y aprobados casi sin reparos y unánimemente en la mayoría.

Ojalá el proyecto que la comisión trató, aprobó y giró para que sea tratada en el cuerpo, encuentre en las próximas sesiones antes de fin de año la aprobación por la que tanto venimos trabajando las familias involucradas en esta temática.

Es salud, es vida, es la vida y el futuro de nuestros hijos y la de todos los que padecen esta encefalopatía grave la que esta en manos de ustedes, señores senadores.

Silvia Rodríguez / silviagatoverde@gmail.com

Trasladar la Capital, otra polémica de Alberto F.

El señor presidente, doctor Alberto Fernandez, esbozó su idea de trasladar la Capital Federal. Pues no es una idea original, porque hay antecedentes presidenciales en tal sentido. Lamento esa insistencia estéril. Se vuelve a tropezar con la misma piedra.

La Ciudad de Buenos Aires y la Provincia del mismo nombre conformaron una base institucional trascendente. Sólo un desconocimiento profano de nuestra historia puede hacer que se siga con la misma historieta.

Los porteños cedimos nuestra amada Provincia de Buenos Aires sólo después de gloriosos y olvidados sucesos por el bien de la Nación, acaecidos en las calles en 1880 donde fuerzas antagónicas lucharon significativamente con la celeste y blanca al frente y vivando a la Patria argentina.

Nada los recuerda ni una simple placa.

Algún día, quizás.

Edgardo R.Solís / ABOGADO / estudioersolis@gmail.com

El Presidente de la Nación anunció su deseo de trasladar la Capital al Norte del país. Sería interesante que al reglamentar la medida se disponga el traslado inmediato de todos los miembros de los tres Poderes del Estado Nacional: Ejecutivo, Legislativo y Judicial, para que desarrollen su actividad en la nueva sede.

Supongo que, como es su costumbre, lo disponga por Decreto de Necesidad y Urgencia para agilizar el trámite. Como corolario, sería interesante que ese Decreto se firme el 28 de diciembre que es el Día de los Santos Inocentes.

Carlos Alberto Castriota / ccastriota2004@yahoo.com.ar

Ante la indigencia, la pobreza, la inflación, la delincuencia, la inseguridad, el planteo es trasladar la Capital. Siguen sin entender lo que está necesitando el país y sus habitantes. Cabalgamos hacia la nada, distrayendo la atención en proyectos que no hacen al hoy ni al futuro cercano.

Hay un pueblo ávido de respuestas inmediatas a problemas reales.

Susana Mastronardi / susumastro@gmail.com

Una cálida despedida para el Kun Agüero

Recibió la peor zancadilla. El golpe más artero e inesperado. El Kun Agüero, ahora leyenda después de su anunciado retiro del fútbol, acostumbrado a soportar las marcas más estrictas -y a desbaratarlas-, claudicó ante un defensor que, justo en el momento en que se disponía a rematar, lo cruzó desde atrás. Con alevosía y sin remordimiento.

Todos vieron la falta y de todos surgió el grito estentóreo: ¡Penal! Esta vez, su corazón fue el agredido. Nada menos. Demasiado agravio para permitirle efectuar el tiro desde los once metros. No hubo gol ni abrazos. Sólo incredulidad, desamparo e infinito por qué.

Quedan en el recuerdo sus prodigiosas gambetas. La memoria de aquel chico que, con prometedores quince años, debutó en Independiente y, ya con dieciocho, comenzó a brillar en Europa. Los amantes del fútbol se verán privados de sus piques y frenos premonitorios de remates inatajables.

En el vestuario de la Selección Argentina habrá, por siempre, una camiseta vacía. No estará el Kun para lucirla ni compañeros para estrujarla después de goles antológicos. En las tribunas, banderas plegadas y escalones solitarios de abrumador tono gris.

Alejandro De Muro / demuroalejandro4@gmail.com

El barrio de La Boca espera la una promesa de la CABA

¿Cuáles zona norte y cuál es sur de la Ciudad. El GCABA siempre con muy buenos desarrollos urbanísticos, excepto para el Sur y La Boca en particular.

Están promocionando hoy un muy ambicioso arreglo para la avenida Del Libertador entre avenida General Paz y Retiro, mientras la histórica y fundacional avenida Don Pedro de Mendoza, entre las calles Aristóbulo del Valle y el Puente Transbordador, padece un supino abandono con impune e impúdica ocupación de su calzada pública, una pequeña villa, propiedades intrusadas e inseguridad altamente descontrolada.

Desde cuando Mauricio Macri, jefe de Gobierno porteño que existen excelentes planes urbanísticos para este olvidado y emblemático rincón boquense, denominados “Paseo de Las Artes” y “Paseo Turístico Puerto Madero – Caminito”, ( lugar de los mas visitados y fotografiados en el mundo), lo que motivara un preciado desarrollo laboral en la zona, con gran aporte a la seguridad y calidad de vida del sureño.

¿Hasta cuándo debemos seguir esperando? El potencial desarrollo turístico apoyaría esta sana industria sin chimeneas, que es la mas aconsejable para sitios tan altamente contaminados como este, por su inmediatez con el Polo Petroquímico y el Riachuelo, aportando gran mejoría en la salud física y económica de la comunidad, pero lamentablemente esto nunca fue prioridad para el GCABA y se siguen privilegiando repetidamente zonas y avenidas que no califican ser de primera necesidad, como la que me permito señalar en estas líneas.

Basta que cualquier ciudadano se proponga transitar este bochornoso sector que acá sito, para corroborar lo que muy sintéticamente me permito exponer como exasperante denuncia pública. La Boca no pierde la esperanza y aguarda con fe, se cumpla lo tan prometido como incumplido.

Soy propositivo, extremadamente participativo, y agradecido por lo hecho, como muy crítico de lo que falta, por culpa de algunos olvidos y privilegios.

Alfredo Alberti / PRESIDENTE ASOCIACIÓN VECINOS DE LA BOCA / lfredoleopoldoalberti@gmail.com