precios, fotos, criaderos y características


Con sus orejitas triangulares, sus mini ojos almendrados y su hocico negro “de juguete”, estas simpáticas “bolas peludas” circulan con gracia de acá para allá. Tal vez haya sido esa apariencia de osito de peluche la que alimentó la teoría de que la raza Chow Chow –con milenarios ancestros en Oriente, custodios de los templos budistas-, desciende del oso y no del lobo, como ocurre con la mayoría de los otros perros.

Fue ese aspecto osezno del Chow Chow el que inspiró hace un par de años al dueño de una tienda de animales en Chengdu, China, a lanzar la extravagante propuesta de “transformar” ejemplares de esa raza en “mini pandas”.

Sí, perritos Chow Chow pintados y repintados de blanco y negro (para que la coloración se mantenga intacta lo ideal es repetir la técnica cada 6 semanas ya que la tintura no es permanente). Los bautizaron pandogs, es decir, “perros panda”, y con esa premisa atraen a cientos de clientes que cumplen el sueño de tener su pseudo osito panda como animal de compañía.

Afortunadamente, esa extravagante moda no se impuso en el resto del mundo y la mayoría de los Chow Chow conserva sus colores originales: marrón/rojizo, el más frecuente, y también negro, gris oscuro, crema y blanco. Algunos –los que tienen un manto bien espeso alrededor de la cabeza- incluso podrían asemejarse más a un león (aunque es mejor no dar ideas).

El marrón rojizo, uno de los colores típicos del Chow Chow.

El marrón rojizo, uno de los colores típicos del Chow Chow.

Lo cierto es que el marketinero apodo de “perro panda” prosperó y hay quienes se refieren a esta raza como los Chow Chow “panda”. Aquí les contamos entonces las características del Chow Chow “panda”, los precios y los criaderos donde adquirir uno.

Perros Chow Chow: características

El Chow Chow es un perro de tamaño mediano y su cuerpo es fuerte, robusto y compacto. Los machos miden entre 48 y 56 cm de alto y las hembras, de 46 a 51 cm.

En sus genes tiene un sello muy particular: su lengua es negra azulada ya que contiene una mayor concentración pigmentaria que otros animales. El cambio de tonalidad es progresivo, por lo que no habrá que asustarse si a los 2 o 3 meses el cachorro empieza a presentar esta característica.

Perros panda en China. Les tiñen el pelo por su parecido con un osito.

Perros panda en China. Les tiñen el pelo por su parecido con un osito.

Aunque la tentación al verlo sea abrazarlo, el Chow Chow nada tiene de inofensivo peluche. Es un animal reservado, independiente y tranquilo, pero con carácter fuerte y a veces algo terco.

Dominante y territorial, con su dueño es fiel y cariñoso pero tiende a mostrarse desconfiado y gruñón con las personas extrañas y no se destaca por su buen vínculo con otros canes (más de una vez saca a relucir sus orígenes como perro guardián).

Tanto es así, que para mejorar su temperamento muchos criadores trabajan desde bebés en su socialización y adiestramiento. Es importante que un Chow Chow conozca de cachorro a su “familia”, y en verdad no es la mascota ideal para novatos.

Su dieta debe contener por lo menos un 50% de proteína de origen animal (carnes, pescado, pollo) y completarse con minerales, vitaminas y fibras (los fabricantes de alimentos balanceados se encargan de ajustar esas proporciones para que la comida sea saludable).

Chow Chow negro. Otro color para un perro distinguido.

Chow Chow negro. Otro color para un perro distinguido.

Al igual que otras razas medianas y grandes, el Chow Chow tiene tendencia a la displasia de codo y cadera. También pueden presentar alguna predisposición genética a enfermedades de tiroides y problemas oculares. Su esperanza de vida es de 9 a 12 años.

Precios de los perros Chow Chow

Un cachorro de Chow Chow de pura raza, comprado en un criadero reconocido por la Federación Cinológica Argentina, cuesta entre $65.000 y $135.000. Claro que hay ejemplares especiales con pedigrí de grandes campeones que pueden cotizar incluso varios miles de dólares.

Si la idea es incorporar en casa un cachorro bajo el estándar oficial de la raza, es importante tener en cuenta algunos elementos: un criador recomendado que garantice padres sanos, papeles en regla (libreta sanitaria con sus vacunas y registro de pedigrí de la FCA).

Chow Chow bebés. Son perros medianos de 56 cm. de altura en la adultez.

Chow Chow bebés. Son perros medianos de 56 cm. de altura en la adultez.

Se puede buscar más información sobre la raza en el grupo de Facebook del Chow Chow Club Argentina.  

Criaderos de Chow Chow en Argentina

En la web www.criadoresde.com.ar se puede encontrar una guía de criaderos de perros Chow Chow y de otras tantas razas que se crían en la Argentina. Algunos criaderos destacados son:

  • Magamis Kennel. En Moreno, Provincia de Buenos Aires. Crian raza Chow Chow con pedigrí, en sus dos variedades (pelo largo y pelo corto) desde 1992. Tienen cachorros todo el año. Se los puede ver en el Facebook del criadero o contactarlos al teléfono: 11 2162 4295.
  • Guardia China. En CABA. Criadero de Chow Chow de la variedad pelo largo, con papeles de la FCA. Se los puede contactar por Instagram y por  Facebook
  • Koo Kio. En Villa Martelli, Prov. de Buenos Aires. Se dedican a la raza desde hace 20 años. Excelencia en líneas de sangre. Se los contacta a través de Facebook o al teléfono: 11 6217 3535.

Cómo saber si un cachorro es de pedigrí

Quienes desean comprar un Chow Chow bebé pueden tomar varios recaudos para confirmar su pureza.

Un cachorro con papeles de pureza cuesta unos 135.000 pesos.

Un cachorro con papeles de pureza cuesta unos 135.000 pesos.

Lo más importante: solicitarle al criador el Certificado de origen y el documento de transferencia del cachorro, expedidos por la FCA. En la Transferencia figura el número de registro de la cría, su nombre, su fecha de nacimiento, su raza, variedad y color.

Los papeles deben ser originales y escritos con tinta (las fotocopias o facsímiles no son legales). Cotejar, además, que la información detallada coincida con las características de la cría a comprar.

El vendedor también tiene que entregar la cartilla sanitaria del Chow Chow bebé –firmada por un veterinario y con su número de matrícula- donde conste la aplicación de las vacunas obligatorias para su edad y que se encuentra desparasitado.