trasladan dos veces al canciller de Putin al hospital, pero el Kremlin niega problemas de salud


Sergei Lavrov fue llevado el domingo a un centro de salud y luego regresó este lunes. Moscú dice que «está en buen estado de salud».

El ministro ruso de Relaciones Exteriores, Sergei Lavrov, se encuentra bien de salud tras pasar dos controles médicos en un hospital desde su llegada a la isla indonesia de Bali para la cumbre del G20, indicó el lunes un funcionario del gobierno indonesio.

Lavrov «está en buen estado de salud, vino al hospital ayer (domingo) después de llegar a Bali solo para revisar su salud«, dijo Sunarto, un responsable del Ministerio de Salud que, como muchos indonesios, no tiene apellido.

El lunes «vino otra vez al hospital solo para una revisión y gracias a Dios está sano», dijo el funcionario a la agencia AFP.

Lavrov llega al aeropuerto internacional de Bali. Foto: Reuters


Lavrov llega al aeropuerto internacional de Bali. Foto: Reuters

Un portavoz del hospital de la ciudad balinesa de Denpasar explicó que una delegación del G20 acudió al hospital, pero dijo que no estaba autorizado a revelar la identidad del paciente.

«Mentiras»

La portavoz de la diplomacia rusa, María Zajárova, dijo que las informaciones de que Lavrov fue hospitalizado eran «mentiras del más alto nivel» y publicó un video del diplomático de 72 años en camiseta y pantalón corto.

«Llevan diez años escribiendo que nuestro presidente se enfermó. Es un juego que no es nuevo en la política», dice Lavrov en el video.

«Estoy en el hotel, leyendo material de la cumbre de mañana», agrega.

El ministro de Relaciones Exteriores lidera la delegación rusa en la cumbre del G20 en Bali ante la ausencia del presidente Vladimir Putin, que alegó problemas de agenda en medio del conflicto en Ucrania.

La agencia Associated Press informó a su vez que el canciller ruso fue trasladado al hospital tras sufrir un problema de salud a su llegada a la cumbre del Grupo de los 20 en Bali. Y también citó a varios funcionarios indonesios el lunes.

El diplomático ruso de más alto rango había llegado la noche del domingo a la isla turística antes de la cumbre, que comienza el martes.

Lavrov es el miembro de mayor rango de la delegación rusa en la cumbre del G20, a la que asistirán los presidentes de Estados Unidos, Joe Biden, y China, Xi Jinping, quienes este lunes mantuvieron un histórico encuentro.

Cuatro funcionarios médicos y del gobierno indonesio dijeron a The Associated Press que el diplomático ruso había recibido atención médica en el Hospital Sanglah en la capital provincial, Denpasar.

Todos declinaron dar su nombre porque no estaban autorizados a comentar el tema de forma pública.

El hospital no hizo comentarios en un primer momento.

La asistencia del presidente de Rusia, Vladimir Putin, a la cumbre estuvo en el aire hasta la semana pasada, cuando las autoridades confirmaron que no acudiría y Lavrov representaría a Rusia.

Se esperaba que las consecuencias de la invasión rusa en Ucrania fueran uno de los temas abordados en los dos días de cumbre del G20, que reúne a dignatarios de países que representan más del 80% de la producción económica mundial.

AFP y AP

ap

Mirá también