un choque entre un camión con explosivos y una moto dejó al menos 17 muertos y 59 heridos



Al menos 17 personas murieron y 59 resultaron heridas el jueves en un accidente entre un camión cargado con explosivos y una motocicleta que causó una fuerte detonación en una zona minera en el oeste de Ghana, según informó el gobierno local.

«Un total de 17 personas han sido confirmadas muertas, desgraciadamente, y 59 personas heridas han sido rescatadas», indicó el ministro de Información, Kojo Oppong Nkrumah, en un comunicado publicado durante la noche.

La explosión se produjo alrededor del mediodía en Apiate, cerca de Bogoso, una ciudad situada a unos 300 kilómetros al oeste de Accra, la capital de este país de África Occidental rico en recursos mineros.

Según las primeras informaciones, se produjo «un accidente entre un vehículo minero que transportaba material explosivo para una sociedad minera, una motocicleta y un tercer vehículo, que tuvo lugar cerca de un transformador eléctrico y condujo a la explosión», indicó el ministro.

De las 59 personas heridas, 42 están siendo atendidas por los servicios de salud y «algunas están en un estado crítico», añadió el funcionario.

Todos los hospitales de la zona fueron movilizados para atender a las personas afectadas por el accidente y se activó un plan de evacuación para transportar a los heridos críticos a los establecimientos médicos de la capital, afirmó el gobierno.

«Para evitar una segunda explosión, un equipo conjunto de expertos en explosivos de la policía y del ejército ha sido desplegado para examinar la situación y aplicar medidas de seguridad», añadió el comunicado oficial.

Previamente, el presidente de Ghana, Nana Akufo-Addo, había informado en su cuenta de Twitter sobre este accidente que «provocó la pérdida de vidas y la destrucción de bienes».

En el hospital de Apiata, al menos «cinco víctimas, entre ellas un niño de cinco años en estado grave«, están siendo tratadas actualmente, le informó a la agencia de noticias AFP el doctor Joseph Darko.

«Otros personas fueron trasladadas a otros centros de salud», añadió.

La policía también pidió a los pueblos de los alrededores que abran «sus escuelas e iglesias» para acoger a cualquier víctima adicional.

Con información de AFP

DB​