Un niño de 14 años fue condenado a cadena perpetua en el Reino Unido


En diciembre del año pasado, en el Reino Unido, una niña de 12 años identificada como Ava White fue brutalmente asesinada por un adolescente de 14, luego de una discusión por un video que se publicó en la red social de Snapchat.

Aunque las autoridades en el territorio británico no han dado detalles de la identidad del atacante se supo que fue condenado recientemente y recibió una pena ejemplificante. El joven de 14 años tendrá que cumplir cadena perpetua por el hecho que sacó a la luz una reacción extremadamente violenta, pocas veces vista en el Reino Unido.

Ava White tenía solo 12 años y discutió con el joven que la grabó sin su consentimiento.

De acuerdo a los registros judiciales, el menor de edad atacó a la niña durante un evento para prender las luces de Navidad en Liberpool, al noreste del Reino Unido. El niño habría publicado un video de Ava sin su autorización, discutieron por varios minutos y él terminó apuñalándola en el cuello.