Cayó otro de los jóvenes apuntados por el crimen de Brian Cuitiño en Pilar


brianeee
Foto: Brian Cuitiño falleció el domingo y hasta el momento hay cinco detenidos por el crimen.

Un adolescente de 17 años fue detenido en la localidad de Garín, partido de Escobar, como acusado de integrar la patota que asesinó a golpes y ladrillazos a Brian Cuitiño a la salida del bar Napoléon en Pilar, por lo que ya son cinco los sospechosos presos, al tiempo que dos continúan prófugos.

En tanto, los restos de Brian (22) fueron inhumados esta mañana en el cementerio municipal de Derqui, en dicho partido de la zona norte del Gran Buenos Aires, donde decenas de personas, entre familiares, amigos y vecinos de la víctima acompañaron el cortejo fúnebre y exigieron justicia.

Fuentes judiciales informaron a Télam que el cuarto acusado fue aprehendido en las últimas horas tras una serie de operativos llevados a cabo en Garín, partido de Escobar.

Ante la posibilidad de que el adolescente buscado apareciese por los lugares que solía frecuentar, el fiscal Gonzalo Agüero, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 4 de Pilar dispuso que una comisión policial montase una vigilancia encubierta y así lo pudieron localizar e interceptar.

Según las fuentes, este sospechoso quedó registrado junto a los otros acusados en las imágenes de una cámara de seguridad que captaron el momento de golpiza a Brian y, en función de esos elementos, está acusado de haberle aplicado puñetazos y patadas a la víctima para que cayera al suelo donde, indefensa, recibió un ladrillazo en la cabeza por parte de otro de los ya detenidos.

Al ser menor de edad, este adolescente quedó a disposición de la fiscal Cecilia Barros Reyes, del Fuero Penal de Responsabilidad Juvenil de San Isidro, quien lo indagará en las próximas horas.

Mientras que el fiscal Agüero continuará con el tramo de la causa que incluye a los tres mayores detenidos previamente y a la búsqueda de los dos prófugos sobre los que pesa una orden de detención y esta tarde eran intensamente buscados por la Policía.

La despedida de Brian

«¡Quiero justicia!», exclamó esta mañana en declaraciones a la prensa la hermana mayor de Brian al acompañar el cortejo fúnebre desde la sala velatoria de Derqui hasta el cementerio de esa localidad, distante unas diez cuadras. Entre lágrimas, la mujer pidió a los investigadores que encuentren a las «otras mierdas» que están prófugas.

«Espero que se pudran ahí adentro (de la cárcel). No voy a parar hasta que se haga justicia. Que no los suelten más porque a mi hermano no me lo devuelve nadie», expresó la hermana.

«Son unas asesinas», indicó, en tanto, una prima de Brian respecto de las dos mujeres apresadas, una de las cuáles está imputada de haber sido quien le arrojó un ladrillazo a la víctima.

«Fueron a matarlo. Era la intención de todos ellos», continuó la joven, que sostenía un cartel con la foto de Brian, y agregó: «Son unas basuras. Las van a pagar.»

El crimen en la puerta de Napoleón

El crimen ocurrió cerca de las 6 del viernes último, en la calle Las Magnolias al 800, de Pilar, donde se ubica el bar. Según detallaron las fuentes a Télam, dentro del bar hubo un conflicto entre una hermana de Brian, Paula Cuitiño (19), y otra mujer.

Cuando la joven salió del local en busca de su motocicleta y su hermano la esperaba en la calle se aproximaron al menos tres mujeres y tres hombres a bordo de un Ford Focus color gris. Una de las mujeres se bajó del auto y comenzó a golpear a la menor de los Cuitiño, por lo que Brian salió en su defensa.

Las fuentes indicaron que el joven, padre de un bebé, recibió golpes y un ladrillazo de parte del grupo que acompañaba a la agresora de su hermana. De acuerdo a los voceros, producto del ladrillo que le arrojaron a la cabeza, el joven cayó desmayado en el lugar, mientras que los agresores escaparon.

Brian fue llevado al hospital Sanguinetti de Pilar inconsciente y con un politraumatismo de cráneo, y falleció el domingo por la tarde como consecuencia de las heridas.

En tanto, personal del Gabinete Técnico Operativo y de la comisaría 5° de Pilar, bajo las órdenes del fiscal Gonzalo Agüero, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 4 de ese distrito, comenzó con el análisis de las cámaras de seguridad de la zona para identificar a los agresores. A partir de las pistas obtenidas de esas imágenes y de testigos detuvieron a cuatro sospechosos: Lucas Iván Castillo (22), Lucía Daniela Armas (18), Ariana Dorssi (22) y su hermana Yazmin Dorssi (19).

Una fuente judicial explicó a Télam que la principal hipótesis apunta a que Armas habría sido quién golpeó a la víctima con el ladrillo. Sin embargo, en su indagatoria ante el fiscal se negó a declarar.

A su vez, Dorssi declaró que ella no le pegó a Brian y que solo intervino para separar a su novio y no respondió preguntas de la fiscalía, mientras que Castillo reconoció que estuvo en el lugar del hecho, pero negó haber participado de la pelea.

Los acusados fueron indagados por el delito de «homicidio doblemente agravado por cometerse con premeditación y alevosía y con la participación de más de dos personas», y tras declarar quedaron formalmente detenidos por orden del Juzgado de Garantías 7 de Pilar.

A raíz del crimen de Brian, el lunes pasado se llevó a cabo una marcha en reclamo de justicia frente al bar «Napoleón» donde hubo incidentes cuando un grupo reducido de jóvenes quiso entrar por la fuerza al local, arrojó pedradas contra la puerta y quemó cajas, cartones y neumáticos en la calle, ante lo cual, fueron dispersados con gases lacrimógenos por personal policial.