delincuentes maniataron y asaltaron a un grupo de amigas


Fue en una entradera en Zelaya, donde los malvivientes maniataron a las víctimas, para sustraerles computadoras, teléfonos celulares, y dinero en efectivo.

Un grupo de amigas vivió un mediodía de terror al ser asaltadas por delincuentes que ingresaron a una vivienda de la localidad de Zelaya.

Todo sucedió ayer martes en horas del mediodía cuando dos ladrones entraron a una casa ubicada en la calle San Clemente donde cuatro amigas se habían juntado a almorzar.

Según contó a Pilar de Todos, Silvia Córdoba, la propietaria, los malvivientes entraron, según se cree, tras saltar un alambrado que linda con una propiedad vecina.

Una vez allí, los hombres, que estaban armados, amenazaron a las mujeres a las que mantuvieron privadas de su libertad durante tres horas.

Primero las sentaron en un sillón y las ataron de pies y manos utilizando para ello ropas que habían encontrado en la vivienda.

A Silvia, de 70 años, además la amordazaron e intentaron golpearla.

«Primero buscaron si en la casa había botón antipánico. Estuvieron más de dos horas buscando dinero. Revisaron y revolvieron todo. Todo el tiempo me pedían plata, me decían que sabían que yo tenía más dinero en la casa, pero no era así», contó la mujer a Pilar de Todos.

Luego, los hombres comenzaron a recorrer junto a la propietaria toda la vivienda para sustraer todos los elementos de valor.

Silvia además contó que los ladrones le pidieron medias para ponerse en las manos y así no dejar huellas sobre las superficies.

Según pudieron relatar las víctimas, los delincuentes eran dos masculinos de entre 22 y 25 años, quienes tras el hecho, huyeron caminando por las calles del barrio con los elementos robados y aún están prófugos. 

Entre ellos, sustrajeron dinero en efectivo que se encontraba en una pequeña caja fuerte, unos 50 mil pesos, billeteras, ropa, celulares, tablets, una notebook, un monitor portátil y relojes.