Falleció Ethel Taroni de Simeoni, emblemática figura del teatro pilarense


El teatro pilarense está de luto. En horas de la madrugada de hoy falleció a la edad de 84 años Margarita Ethel Taroni de Simeoni, emblemática actriz pilarense que paseó su arte por los escenarios durante cuatro décadas.

Había nacido en Pilar el 2 de marzo de 1938, en el seno de una tradicional familia pilarense. De hecho su abuela también fue pilarense, naciendo en el entonces incipiente poblado a fines del 1.800, según refirió a Resumen su hijo, el actor y director de teatro Martín Simeoni.

“Mamá arrancó haciendo teatro a fines de los ’60 con reconocidos directores como Aníbal Álvarez, Tito Gómez y Roaldo Barbesini –comentó esta mañana a nuestro medio Martin-. En los ’80 se incorpora al elenco de la Comedia del Pilar que dirigía el gran maestro Jorge Titi Villar, tuvo compañeros de lujo como el ya nombrado Roaldo Barbesini, Luz Abalde, Oscar Fiorito, Marcelo Orse y Mario Acenjo, entre otros destacados actores”.

“Sin dudas –apuntó Simeoni– a mi vieja le tocó participar en la época de oro del teatro pilarense. La última obra en que actuó fue en La casa de Bernarda Alba”.

Martín acompañaba a su madre a los ensayos siendo niño aun. “Tendría 11 años y recuerdo estar sentado en una butaca de la primera fila del entonces Teatro Lope de Vega, con Titi (Villar) dando indicaciones al lado mío. Tiempo después, vendría mi debut, cuando en uno de los ensayos de “El herrero y el diablo”, obra que se dio al aire libre en la esquina de la Municipalidad, Villar le pregunta a mi mama si yo podía manejar las luces del espectáculo, cosa que aprobó inmediatamente. Así que mi debut en La Comedia fue a los 12 años como iluminador”, recordó con nostalgia Martín.

“Además también era el encargado de pasar la publicidad de la obra, con unos bafles que estaban en el hall del Municipio con un grabador y un cassette que estaba grabado con la voz de mamá y una canción de fondo de Mercedes Sosa”, añadió.

Martín tuvo la oportunidad de trabajar con su mamá Ethel solo una vez, fue a mediados de los ‘80 en la obra La casita se mis viejos de Mauricio Kartum.

Paralelamente a su labor actoral, Ethel se dedicó al comercio junto a su esposo Pablo Antonio Simeoni que la sobrevive con 88 años de edad. “Primero pusieron una mercería y librería, “Ethel Mar”, en el local familiar de la Avenida Tomas Márquez –comento Martín- que luego se transformó en el popular videoclub “Simeoni” a fines del ’89”.

“Mamá tenía una gran contracción al trabajo y siguió al frente del videoclub aun siendo ya grande –refirió el actor-. Nos queda el consuelo de que falleció en su casa, rodeada de sus mayores afectos. Por suerte pudo conocer a su ultima nieta, mi hija Antonia que tiene 6 meses y medio”.

El matrimonio Taroni Simeoni tuvo cinco hijos, que les dieron 11 nietos y 3 biznietos. La despedida de Ethel Simeoni será al mediodía en el Cementerio Parque Memorial, donde se le oficiará un responso.

Oscar Mascareño