La esposa de trabajador accidentado en Pilar fue amenazada telefónicamente


«Me dijeron que tenga cuidado con lo que digo, que saben dónde vivo y que piense en mis hijos», señaló Gisela Puente, esposa de Matías Castro de 42 años, accidentado el lunes pasado en su lugar de trabajo en el Parque industrial de Pilar. Fue diagnosticado con muerte cerebral.

Padre de 4 hijos, tres de ellos discapacitados, y con un nietito a cargo, luego de más de 20 años de experiencia en TenarisSiderca, Matías había decidido cambiar de empleo, aun resignando sueldo, para pasar más tiempo en familia porque en Pilar le ofrecían un turno fijo. Fue entonces que a partir de enero del 2021 empezó a desempeñarse como supervisor de tornos CND en la firma mencionada, a la que llegaba desde Campana, donde reside con su familia, en su auto particular.

Según consigna La Auténtica Defensa, previo a las amenazas, un delegado gremial había discutido por las redes sociales con la esposa de Matías, señalando que el accidente sufrido por éste había sido fruto de su impericia al no haber ajustado correctamente las mordazas del torno.

Así lo menciona Gisela Puente, quien además dijo que después de ese intercambio electrónico, recibió amenazas telefónicas: «Me dijeron que tenga cuidado con lo que digo, que saben dónde vivo y que piense en mis hijos».

El accidente tuvo lugar en la mañana de lunes, cuando una pieza de un torno de CNC salió eyectada y le impactó en su cabeza a Matías. Según le explicaron los compañeros de trabajo a su esposa, estuvo al menos 50 minutos tirado en el suelo sin ningún tipo de asistencia, hasta que finalmente llegó una ambulancia para trasladarlo hasta el Hospital Municipal de Pilar.

«Ni gasa tienen en la empresa. Los compañeros le envolvieron la cabeza con ropa mientras llegaba la ambulancia. Hasta que lo derivaron hasta el sanatorio Corporación Médica Laboral de San Martín pasaron casi 10 horas, ya su estado era irreversible», señaló Gisela y se preguntó: «¿Cómo puede ser que en todo el Parque Industrial de Pilar no haya una sola ambulancia para estos casos?».

Ese lunes por la noche, Matías fue diagnosticado con muerte cerebral irreversible. Si bien los electroencefalogramas dan planos, mantiene un reflejo en la garganta y hasta que eso deje de suceder, por ley no lo pueden desconectar del respirador.

La causa está radicada en la UFI 2 de Pilar, a cargo del Dr. Raúl Casal, quien interviene de oficio. (InfoGEI)