la Policía la encontró sana y salva en Escobar


La mujer de 38 años había sido vista por última vez en el barrio porteño de Villa Real, el 7 de febrero.

Betiana Soledad Rossi, la mujer de 38 años que salió de su casa en el barrio porteño de Villa Real el lunes 7 de febrero y nada se sabía desde entonces, apareció este sábado en la localidad bonaerense de Escobar.

Tras 19 días de búsqueda, la Policía Bonaerense la encontró sana y salva en unas cabañas en construcción de ese partido. Los efectivos llegaron hasta allí tras el llamado de una persona que la vio anoche refugiándose en el lugar.

Luego del aviso, personal del destacamento de islas realizó un rastrillaje en la zona y finalmente dio con la mujer, que es mamá de tres varones de 18, 15, 13 años.

Cabe recordar que tras la desaparición de Betiana, desde el municipio de Tres de Febrero aportaron imágenes en las que se la ve caminando por distintas calles tranquila. Incluso, a las 17.19 de ese lunes 7 de febrero, se la observa ingresando a un supermercado chino de Avenida América al 700.

Ocho días después de la desaparición, los perros de la Policía de la Ciudad marcaron una propiedad en Sáenz Peña, una casa tomada en la que se hizo una inspección en presencia de testigos pero el resultado fue negativo: en el interior no detectaron ningún indicio.

En medio del desconcierto, el gobierno nacional había anunciado una recompensa de un millón y medio de pesos para obtener datos que permitieran encontrarla.

Además, con la colaboración del Sistema Federal de Búsqueda de Personas Desaparecidas y Extraviadas (SIFEBU), se llevó a cabo un recorrido por la casa de Betiana y la de su ex pareja, donde se mantuvieron entrevistas con familiares y amistades, también con resultado negativo.

Tras once días sin señales en la búsqueda, la Policía encontró una riñonera que contenía su DNI y su iPhone, además de una tarjeta SUBE y un juego de llaves en un descampado de Tres de Febrero. (DIB)