Más detenidos por el asesinato de un joven a la salida de un boliche


La Policía dio con dos mujeres, una de ellas menor de edad, que habrían estado implicadas en el hecho. Brian Cuitiño fue atacado a golpes y piedrazos tras abandonar el bar Napoleón.

La Policía detuvo a otras dos personas, en el marco de las investigaciones que se sustancian para dar con los responsables del ataque y muerte de Brian Cuitinño.

 

Cuitiño, de 22 años, fue asesinado al ser atacado por una patota, a la salida del bar Napoleón, ubicado en la calle Las Magnolias al 700, a la altura del KM 50 de la Panamericana.

 

Los investigadores, quienes ya habían aprehendido a Lucas Castillo, un joven de Garín de 22 años y dueño del vehículo en el que escapó la patota, pudo dar con otras dos mujeres que se cree estuvieron implicadas en el hecho.

 

Se trata de Lucía Daniela Armas, de 18 años, y su hermana de 16 años, cuya identidad se mantiene en reserva por ser menor de edad.

 

La Justicia cree que ellas, junto a Castillo y otras dos personas más emboscaron a Cuitiño a la salida de Napoleón, el viernes por la madrugada, luego de que este mantuvo con el grupo un altercado dentro del local, del que también fue parte la hermana de la víctima.

 

En inmediaciones del boliche, cuando Cuitiño y su hermana se retiraban, fueron interceptados por la patota, que se movilizaba en un Ford Focus color gris.

 

Brian, padre de un bebé de 10 meses, fue atacado a golpes, patadas y piedrazos, heridas que lo dejaron inconsciente.

 

Tras una llamada al 911, el joven fue trasladado al Hospital Sanguinetti, donde falleció el domingo.

La causa, caratulada como «homicidio doblemente agravado por cometerse con premeditación y alevosía y con la participación de más de dos personas», se tramita en la UFI 4 de Pilar.