Un nuevo detenido por el asesinato de Braian Cuitiño


La Policía aprehendió a un joven de 20 años, acusado de integrar la patota que atacó a puñetazos, patadas y ladrillazos a la víctima, a la salida del boliche Napoleón.

La Policía detuvo a un nuevo sospechoso por el crimen de Braian Cuitiño, el joven derquino atacado por una patota a la salida del bar Napoleón.

El aprehendido tiene 20 años y está acusado de formar parte de la patota que agredió a puñetazos, patadas y ladrillazos a Cuitiño, el viernes pasado a la madrugada.

Debido a las heridas recibidas, el joven murió el domingo por la tarde mientras se encontraba internado en el Hospital Sanguinetti de Pilar.

El apresado fue identificado como Franco Gustavo Méndez, oriundo de Escobar, quien decidió entregarse luego de que la Policía montara un operativo para dar con su paradero.

De acuerdo a los investigadores, Méndez quedó registrado por las cámaras de seguridad de la zona, donde se lo vería golpeando y pateando a Cuitiño, quien cae al piso. Es luego que recibe un ladrillazo en la cabeza que lo hace perder el conocimiento y, de acuerdo a las pericias, la herida que le costó la vida.

Méndez es el quinto detenido en la causa, y se suma a Lucas Iván Castillo (22), Lucía Daniela Armas (18), Ariana Dorssi (22) y a un adolescente de 17 años.

La causa que se les sigue a todos está caratulada como “Homicidio doblemente agravado por cometerse con premeditación y alevosía y con la participación de más de dos personas».

Los investigadores aún buscan dar con otro de los implicados, hermano de Méndez, quien se entregaría a las autoridades en las próximas horas.

 

Los hechos

Cuitiño fue brutalmente atacado a la salida del bar Napoleón, en la madrugada del último viernes.

El joven, oriundo de Derqui y padre de un pequeño bebé, había llegado al boliche, ubicado sobre la calle Las Magnolias junto a su hermana Paula, de 19 años.

Cuando la hermana de Cuitiño se dirigió a buscar la moto en la que habían llegado al local, cerca de las seis de la mañana, su hermano fue abordado por varios sujetos que se bajaron de un Ford Focus gris.

Se trataría de las mismas personas que momentos antes habían agredido a Paula, a quien incluso, según contó ella misma, le habían robado una billetera.

Braian fue atacado a golpes de puños, patadas y, cuando estaba en el piso, recibió ladrillazos en la cabeza que lo hicieron desmayar. La Policía cree tener identificada a la persona que le propinó estos golpes mortales.

Cuitiño fue trasladado al Hospital Sanguinetti de Pilar, inconsciente, pero debido a los politraumatismos de cráneo falleció el domingo.

La Policía cree que una de las mujeres fue la que golpeó a Cuitiño en la cabeza, puntualmente Armas, pero esta se negó a declarar ante el fiscal.

Dorssi, en tanto, aseguró ante el fiscal que ella no le pegó a Braian y que solo intervino para separar a su novio; al tiempo que Castillo reconoció que estuvo en el lugar del hecho, pero negó haber participado del ataque.

Los restos de Braian fueron inhumados el miércoles en el Cementerio de Derqui, donde familiares, amigos y allegados le dieron el último adiós en medio de un profundo dolor y el reiterado pedido de justicia.