cómo funciona el nuevo sistema de Instagram para detectar a adultos que intentan contactar a menores


La tecnológica no permitirá el envío de mensajes y ni mostrará a sospechosos en las recomendaciones, entre otras medidas.

Meta tiene una obsesión: proteger a los jóvenes y crear experiencias seguras para las edades de estos usuarios. De acuerdo con ese propósito, la tecnológica anunció un nuevo sistema para detectar a adultos que contactan con menores en Facebook e Instagram, entre otras novedades.

A partir de ahora, todas las personas menores de 16 años (o menores de 18 en ciertos países) tendrán una configuración más privada predeterminada cuando se unan a las redes de Meta. Además, la compañía está desarrollando nuevas herramientas y materiales educativos para detener la propagación en línea de imágenes íntimas autogeneradas.

A Meta le preocupan que los jóvenes puedan interactuar con adultos potencialmente sospechosos. Una cuenta “sospechosa” es aquella que pertenece a un adulto que puede haber sido bloqueada o denunciada recientemente por un joven, según la definición que hace la propia compañía.

La tecnológica intuía que este era un problema importante y pidió a los adolescentes que le informasen después de bloquear a alguien con este perfil. En solo un mes en 2021, más de cien millones de personas enviaron avisos de seguridad solo en Messenger.

Los mensajes de alerta que recibirán los adolescentes ante una cuenta sospechosa. (Foto: Meta)


Los mensajes de alerta que recibirán los adolescentes ante una cuenta sospechosa. (Foto: Meta)

La solución para que eso no siga ocurriendo: no permitir el envío de mensajes, no mostrar en las recomendaciones de ‘Personas que quizás conozcas’ y eliminar el mensaje en las cuentas de Instagram de los adolescentes cuando son vistos por adultos sospechosos.

Además, Meta habilitará una configuración más privada predeterminada cuando los adolescentes se unan a Facebook. Los usuarios podrán elegir entre estas opciones:

  • Quién puede ver su lista de amigos.
  • Quién puede ver las personas, las páginas y las listas que siguen.
  • Quién puede ver las publicaciones en las que está etiquetado en su perfil.
  • Revisar las publicaciones en las que están etiquetados antes de que la publicación aparezca en su perfil.
  • Quién puede comentar en sus publicaciones públicas.

“Este movimiento se produce inmediatamente después de que implementemos valores predeterminados de privacidad similares para los adolescentes en Instagram y se alinea con nuestro marco de seguridad», señala la tecnológica en su blog corporativo.

Sextorsión, otro flagelo online

Más medidas para proteger a menores. (Foto: Meta)


Más medidas para proteger a menores. (Foto: Meta)

Otro problema de envergadura: las imágenes íntimas en línea. “El intercambio no consentido de imágenes íntimas puede ser extremadamente traumático y queremos hacer todo lo posible para disuadir a los adolescentes de compartir estas imágenes en nuestras aplicaciones en primer lugar”, sigue la empresa. Es lo que se conoce como sextorsión.

En la mayoría de casos, las personas comparten este contenido por “indignación, mal humor o disgusto, y sin intención aparente de dañar”. En cualquier caso, compartir este contenido infringe las políticas, independientemente de la intención, recuerdan.

Para la erradicación de este problema, Meta trabaja en dos líneas. La primera, una colaboración con el Centro Nacional para Niños Desaparecidos y Explotados (NCMEC, por sus siglas en inglés) para construir una plataforma global para adolescentes que están preocupados de que las imágenes íntimas que crearon puedan compartirse en plataformas públicas en línea sin su consentimiento.

Además, la tecnológica está trabajando con Thorn y su marca NoFiltr para crear materiales educativos que reduzcan la vergüenza y el estigma que rodean las imágenes íntimas y empoderen a los adolescentes “para que busquen ayuda y recuperen el control si las han compartido o están experimentando sextorsión”.

Con información de La Vanguardia.

SL

Mirá también