Cómo funciona la app que reemplaza a los parquímetros en la Ciudad de Buenos Aires


Tan difícil como hallar un espacio en donde estacionar en la Ciudad de Buenos Aires era conseguir un negocio que vendiera los famosos cospeles para parquímetros o tickeadoras. Sin embargo, desde esta semana un nuevo entró en vigencia un sistema de estacionamiento medido a través de una aplicación. Todo lo que se necesita saber sobre Blinkay.

Para empezar a operar, una vez descargada, habrá que crear un usuario a través de una dirección de mail, configurar una contraseña, verificar la cuenta y elegir un método de pago.

Una vez que se consiguió una plaza de estacionamiento, con el GPS activado en el mapa digital, habrá que señalar el lugar con el dedo en donde quedará el vehículo.

Dentro de la cartografía digital, las zonas habilitadas están resaltadas en color azul. Si uno deja el auto fuera de esta franja, la aplicación no admitirá el pago y pedirá buscar un nuevo lugar habilitado.

Blinkay acepta tarjeta de crédito, débito y Mercado Pago. En cuanto a las opciones de pago, hay dos: prepago y pospago. Con la primera, el conductor elige la cantidad de horas que quiere estacionar y paga el total por adelantado.

Con la modalidad pospago, también se inicia la sesión de estacionamiento cargando las horas. Pero en este caso tiene la opción de “parar” la sesión en cualquier momento y pagar solo el tiempo que usó. Esta opción, en un principio, solo estará disponible para pagos con tarjeta de crédito cargada en la app.

Para evitar el temido acarreó, la aplicación envía una alerta cuando queden cinco minutos para completar el plazo. Y el conductor tendrá la chance de sumar fracciones de 1, o 5 minutos, según la opción de pago elegida.

Aquellos conductores que no cuenten con celular o medios de pago virtuales, o que prefieran seguir realizando el pago en efectivo, podrán recurrir a comercios que estarán identificados con un sticker y, en la web del Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, habrá un mapa indicando dónde se encuentran ubicados.

La aplicación que ofrece el servicio de estacionamiento medido, no es un desarrollo local, sino que funciona en varias ciudades del mundo, entre ellas Barcelona, Madrid, Ciudad de México, Toronto, Ottawa y llegó a la Argentina a través de una licitación internacional.

El nuevo sistema medido ya comenzó a funcionar en la actual zona tarifada, que comprende 3.500 espacios en parte de los barrios de San Telmo, Montserrat, Balvanera, San Nicolás, Retiro y Recoleta. No está previsto sumar nuevas localidades.

Mecanismos de control

Las ventajas de Blinkay. Foto Guillermo Rodriguez Adami

Las ventajas de Blinkay. Foto Guillermo Rodriguez Adami

El cambio de sistema trae otra novedad. A partir de ahora, el pago por el estacionamiento medido será recaudado en forma directa por el Gobierno porteño y no por las empresas de acarreo.

Y el horario en el que habrá que pagar será entre las 8 y las 20 de lunes a viernes (ahora es de 8 a 21), y de 8 a 13 los sábados.

El mecanismo de control también cambiará. Se debe a que, con la aplicación, ya no habrá ningún comprobante físico que le indique al personal de tránsito que se pegó la estadía, como pasa en la actualidad.

Este sistema se va a reemplazar por la alternativa de escanear la patente para confirmar con un centro de control la validez del estacionamiento.