Consejos para tener un perfil de LinkedIn atractivo en la era del teletrabajo


A través de LinkedIn, la red social profesional por excelencia, muchas personas que buscan trabajo pueden ser reclutados por grandes empresas. Para llamar la atención, es importante mantener un perfil impecable y cuidado para no pasar desapercibidos para los gerentes en selección de personal.

Los expertos indican que, no basta con tener un perfil de LinkedIn súper completo y olvidarse por completo por unos años, sino que también hay que actualizarlo constantemente, ya que la principal misión es que pueda llamar la atención de la persona indica.

De acuerdo a la información que ofrece la propia red social, las páginas con información completa obtienen un 30% más de visualizaciones a la semana.

Cuantas datos tenga el perfil y más explicados estén los puntos claves, más interesante resultará para el entorno empresarial. Hay diferentes formas de mantenerlo bien pulido.

Qué aspectos mejorar en el sitio de LinkedIn.

Qué aspectos mejorar en el sitio de LinkedIn.

La propia plataforma informa del estado general, que puede ser principiante, intermedio o estelar, en función de cómo se lo cuide. Además, hace sugerencias para añadir información relativa a la experiencia académica o laboral, así como aptitudes o certificaciones para sumar.

Pero sobre todo, hay una serie de reglas que todos deben seguir para lograr que la información que uno suministra, destaque en el universo LinkedIn.

Foto de perfil

Causar buena impresión a las empresas con una imagen más profesional y formal es posible. Lo ideal es utilizar el concepto de foto carnet: sonrisa natural, postura relajada y un fondo blanco.

La cara debe ser perfectamente visible, despejada y de frente. Las fotos del tipo artísticas no dejan una buena impresión. Según las estadísticas de LinkedIn, se tienen 14 veces más probabilidades de que alguien navegue por el perfil si dispone una foto atractiva.

No es necesario que uno tenga saco y corbata, aunque esto dependerá mucho del sector en el que uno se mueva. Las imágenes de avatares es mejor evitarlas en una red social de carácter profesional.

Destacado

Si el objetivo es destacar el perfil hay que asegurarse de generar contenido dinámico y positivo, esto es posible creando publicaciones originales regularmente.

Mantener un perfil atractivo en LinkedIn. Foto AFP

Mantener un perfil atractivo en LinkedIn. Foto AFP

Es importante que la información que uno comparta sea interesante a nivel profesional, de nada sirve que se publique el mismo contenido que en Facebook o Instagram, por ejemplo.

Habrá que destacar los puntos fuertes y aptitudes, haciendo valer en donde uno se destaca, ya que en esto se fijarán las empresas.

La descripción

El titular profesional son esos 120 caracteres que definen las reglas básicas. Al igual que ocurre con la foto, dejar este espacio en blanco no es una opción. Y si bien no es fácil de redactar, habrá que tomarse el tiempo para lograr una buena impresión.

Hay que tener en cuenta que la descripción es lo primero que ven los expertos en selección de talento y es uno de los factores que más influye a la hora de formar sus primeras impresiones.

Al igual que Google, LinkedIn utiliza palabras clave de optimización web (SEO) para conectar a profesionales entre sí, por lo que será necesario dedicarle tiempo a esta selección.

Impresión positiva

Hay que utilizar esta plataforma como si de un currículum virtual se tratase, esto es importante ya que los profesionales del sector tendrán acceso al perfil.

Las habilidades y aptitudes que se elijan destacar van a marcar la diferencia. Lo más recomendable es añadir conocimientos por orden de importancia, destacando los más valorados en el sector o puesto que deseas conseguir.

Es mejor evitar añadir experiencias no valoradas para el trabajo que buscas, ya que ocuparán espacio en tu perfil y no sirven para nada.