Donald Trump ya juntó más de mil millones de dólares en inversiones para su red social propia


La empresa que debe dar origen a la futura red social del expresidente Donald Trump y la sociedad con la que se fusionará para entrar en la Bolsa afirmaron este fin de semana que un grupo de inversores institucionales se comprometieron en aportar 1.000 millones de dólares.

Esta suma se agregaría a los 293 millones de dólares ya recuperados por la «Spac» Digital World Acquisition Corp durante su llegada a Wall Street en septiembre, detalla un comunicado.

Al retirar los gastos de transacción, Trump Media & Technology Group debería de este modo recuperar 1.250 millones de dólares para financiar el lanzamiento de la red social del antiguo inquilino de la Casa Blanca, agrega el documento.

Las dos empresas no dieron precisiones sobre quiénes son los inversores que se comprometieron a aportar los fondos.

Donald Trump ya está listo para lanzar su propia plataforma. Foto AFP

Donald Trump ya está listo para lanzar su propia plataforma. Foto AFP

Trump había anunciado a finales de octubre que la sociedad al frente de llevar su futura red social se fusionaría con Digital World Acquisition Corp, una sociedad de adquisición con vocación específica, o «Spac» en inglés.

Este instrumento financiero de moda es como una cáscara vacía que levanta fondos en la Bolsa, comprometiéndose en acercarse en los siguientes meses a una empresa prometedora, permitiendo así a esta última entrar en Wall Street sin el proceso tradicional.

Nombrada «Truth Social» (Verdad Social), la futura plataforma fue presentada por el expresidente como una alternativa a Facebook, Twitter y YouTube, de los cuales fue desterrado por haber incitado a sus partidarios a atacar el Capitolio el pasado 6 de enero.

Actualmente disponible en pre-pedido en la App Store, teóricamente debe ser lanzada en el primer trimestre de 2022.

Impulsada por el interés de inversores particulares, la acción de la «Spac» se disparó tras el anuncio de su acercamiento con la empresa de Trump, pasando de cerca de 10 dólares a un pico de 175 dólares en dos días.

Tras el entusiasmo inicial, no obstante, volvió a caer y cerró el viernes a 45 dólares, lo que le dio una valorización de 1.670 millones de dólares.

La censura en las redes sociales

La toma del Capitolio fue determinante para la medida de las Big Tech. Foto AP

La toma del Capitolio fue determinante para la medida de las Big Tech. Foto AP

Twitter cerró permanentemente la cuenta de Trump ante «el riesgo de una mayor incitación a la violencia» tras el asalto de sus seguidores al Capitolio instigados por el exmandatario a través de las redes sociales.

Twitter, Facebook y YouTube, esta última propiedad de Google, expulsaron al republicano de sus plataformas después de esos disturbios en el Capitolio en Washington.

Las redes sociales vetaron la cuenta de Trump al considerar que ha incitado a la violencia y promovido informaciones falsas sobre fraude en las elecciones presidenciales de noviembre pasado, en las que ganó el demócrata Joe Biden.

Pero en octubre de este año Trump sufrió un revés. Un juez federal ordenó trasladar de Florida a California una demanda presentada en julio pasado por  Trump contra Twitter, que busca el restablecimiento de su cuenta, suspendida tras el asalto al Capitolio por parte de sus seguidores el pasado 6 de enero.

El juez Robert N. Scola Jr. le dio la razón a Twitter, que había pedido mediante un recurso legal el traslado del proceso al aludir que todos los usuarios de Twitter aceptan que el Tribunal de Distrito del Norte de California es el lugar para resolver disputas legales relacionadas con la plataforma.

​Perdida esta batalla, el expresidente estadounidense apuntó los cañones a su proyecto propio. Y a juzgar por las inversiones, parece tener un futuro prometedor por sus propios medios.