El clásico error que todos cometen al usar WiFi durante las vacaciones


La temporada de verano 2022 está a punto de comenzar en el hemisferio sur y miles de argentinos ya preparan las valijas para irse de vacaciones en enero. Lejos de casa, la mayoría de los viajeros suelen conectan sus teléfonos celulares y computadoras al primer WiFi que encuentren disponible para no consumir sus datos móviles.

Lo cierto es que las redes WiFi públicas y abiertas de hoteles, playas, aeropuertos y restaurantes tienen grandes riesgos ya que no están encriptadas: cualquier persona que se encuentre dentro del alcance determinado puede ver la información que se envía a través de la conexión de internet.

«Un atacante puede estar dentro del alcance de la red pública y, por ejemplo, operar un punto Wi-Fi gemelo malicioso con el mismo nombre que tenga una señal más fuerte al que se conecte en lugar de la real. Además, puede engañar mediante búsquedas para que los usuarios comiencen a redirigir sus solicitudes a páginas falsas o mediante proxys«, explica Chester Wisniewski, experto de la empresa británica de software y hardware de seguridad Sophos.

Y agrega: «Como si esto fuera poco, un delincuente es capaz de observar las comunicaciones para interceptar cualquier dato no protegido».

WiFi: cómo reducir riesgos al conectarse a redes públicas

Hay formas de hacerles el trabajo más difícil a los ciberdelincuentes.

Hay formas de hacerles el trabajo más difícil a los ciberdelincuentes.

Según Sophos, ninguna persona debe confiar en las redes WiFi públicas pero sí existen alternativas para reducir los riesgos. Por ejemplo, desde la firma recomiendan el uso de Tor, un navegador privado y seguro que sirve para bloquear a cualquier ciberdelincuente que quiera ingresar a una computadora.

«Puede ser un poco lento de vez en cuando, pero si tienes motivos para creer que puedes tener adversarios avanzados jugando contigo, Tor es lo mejor que existe para defenderte de ellos», aclara Wisniewski.

Por otro lado, Sophos recomienda utilizar un administrador de contraseñas; y elegir contraseñas largas de más de 18 caracteres.

Finalmente, en el caso de utilizar servicios financieros desde el teléfono celular, se aconseja usar el plan de datos y no un WiFi abierto, ya que un delincuente podría acceder a la cuenta de banco y robar los fondos.

Cómo reducir el consumo de datos móviles

Las redes sociales son las apps que más datos suelen consumir.

Las redes sociales son las apps que más datos suelen consumir.

Siempre llega el día que el gasto de megas (y gigas) se nos va de las manos y acabamos pagando las consecuencias: sin datos, velocidad de navegación pésima o pago extra en nuestra factura de teléfono.

Los datos cuestan dinero. El entretenimiento, como mirar series en Netflix a través de nuestro dispositivo, enviar un mensaje de WhatsApp o consultar Twitter, Facebook o Instagram es lo que más datos móviles consume. A pesar de que se han ido implantando tarifas con datos ilimitados más accesibles, muchos usuarios todavía tienen un límite que les provoca problemas de abastecimiento a final de mes.

Existen alternativas económicas para que nuestro smartphone consuma la menor cantidad de datos móviles posibles. Solo hay que seguir algunos pasos:

  • Activar el ahorro de datos: Cuando el sistema operativo detecta que se pasó el límite establecido, deja de usar datos o reduce la velocidad. De esta forma, si tienes una tarifa de datos de 5 GB al mes y cada mega extra va aparte del precio estándar, puedes establecer el límite de datos de 5 GB. El modo de hacerlo depende de la marca del teléfono, pero en todos se encuentra en el apartado de Ajustes.
  • Fijar un límite de consumo: La mayoría de móviles Android y iPhone ofrecen esta opción, que consiste en marcar un límite de megas o gigas para no sobrepasarnos de las permitidas. Lo más fácil es entrar a los ‘Ajustes’, utilizar el buscador rápido y escribir ‘Límite de datos’ o algo similar.
  • Descargar documentos y actualizar apps solo con WiFi: Es recomendable permitir que nuestro smartphone solo descargue documentos o fotos y actualice apps cuando esté conectado a una red wifi. En el caso de Android, tendrás que acceder a Google Play > tocar sobre tu perfil > Ajustes > Preferencias de red > Preferencia de descarga de aplicaciones > Solo por Wi-Fi. Para que estas apps se actualicen cuando estén conectadas a una red wifi, tendrás que ir a ‘Actualizar aplicaciones automáticas’ y poner ‘Solo por Wi-Fi’. En el caso de iOS, para activarla, debarás ir a Ajustes > App Store > desactivar la opción de Descargas automáticas con datos.
  • Usar Google Chrome en modo ahorro: Si tu navegador de internet es Google Chrome, podrás activar el ‘Modo ahorro’. Para activarlo, deberás ir a la app, al apartado de Configuración > Configuración avanzada > Activa el Modo básico. De ese modo, el navegador reducirá el uso de gigas hasta un 60%.

Con información de La Vanguardia.

SL