El dueño de un NFT perdió casi 300 mil dólares por un error de tipeo


La popularidad de los NFT (token no fungible) no para de escalar en el mundo de los activos digitales, como así también los dolores de cabeza que pueden traer. La colección Bored Apes (Simios Aburridos) le generó pérdidas a un usuario por $263.000 dólares debido a un simple error de tipeo.

Los Simios Aburridos se «generan mediante programación»: un script de computadora mezcla y combina una variedad de colores, diseños y accesorios para que cada uno sea único, entonces, inicialmente fueron vendidos por 320 dólares, aunque luego escalaron hasta los 200 mil dólares.

Por lo tanto, el NFT del simio con cruces en los ojos debía ponerse a la venta por 75 ethereum, el equivalente a alrededor de $300,000 dólares. Sin embargo, al ingresar la venta a la plataforma, su dueño llamado Max escribió 0.75 en lugar de 75 ethereum; aproximadamente $3,000 dólares, según le explicó al sitio estadounidense CNET.

Max no alcanzó a enmendar la situación, ya que el NFT fue adquirido de manera instantánea. Y la cadena de blockchain no funciona como las instituciones bancarias tradicionales en las que este tipo de errores se puede corregir, por lo que una vez vendida la figura no hubo vuelta atrás.

Bored Ape Yacht Club, un grupo que crea imágenes que ya valen más de mil millones de dólares. Foto Bored Ape Yacht Club

Bored Ape Yacht Club, un grupo que crea imágenes que ya valen más de mil millones de dólares. Foto Bored Ape Yacht Club

El desafortunado exdueño del simio explicó que la compra habría sido realizada por un bot creado específicamente para detectar cuando un NFT aparece a la venta por debajo de su precio normal.

Por otra parte, el misterioso comprador de la figura pagó $34,000 dólares extra para que no hubiese posibilidad de perder la compra, lo que redondeó la suma de $37,000 dólares.

Sostenidos por tecnología conocida como cadena de bloques, «blockchain» en inglés, que facilita transacciones sin intermediarios, los NFT son contenidos digitales a los que se asigna un valor en criptomonedas y generan un certificado de autenticidad inalterable, original y único, que permite que sean subastados y comercializados en internet sin ser copiados, como puede ocurrir con obras tradicionales.

Pero los críticos del mercado NFT en general cuestionan lo que los compradores realmente obtienen por su dinero cuando compran arte no físico y si el «certificado de propiedad» almacenado en la cadena de bloques vale las grandes sumas pagadas por algunos NFT. 

Subastaron una grabación inédita de Whitney Houston con video NFT

Una canción inédita que la cantante estadounidense Whitney Houston grabó como versión demo a los 17 año fue subastada junto con un video digital NFT creado por la artista Diana Sinclair, en coincidencia con la Semana de Arte de Miami.

Se trató de un registro «nunca antes escuchado» de una grabación que realizó la diva antes del despegue meteórico de su carrera musical, truncada con su trágica muerte en 2012 a los 48 años, y que subastó a comienzos de diciembre en la plataforma NFT OneOf.

El ganador de la subasta tuvo acceso personal a esta grabación y al video digital creado por la artista visual estadounidense de 17 años Diana Sinclair, considerada por el sitio digital Fortune como una de las «50 personalidades más influyentes» en los conocidos como NFT (Non-Fungible Tokens).

«Antes de filmar pasé mucho tiempo escuchando no solo la música que cantaba Whitney, sino también las imágenes que la rodeaban y su trabajo en el empoderamiento de las mujeres negras», señaló en un comunicado Sinclair.

La última foto tomada antes de morir de Whitney Houston.

La última foto tomada antes de morir de Whitney Houston.

Un ejemplo de Whitney como inspiración para Sinclair es el video musical de su canción «I’m Every Woman», donde el «talento y la presencia» de la cantante «se destaca», agregó.

El objetivo de esta artista visual era resaltar en el video digital «esos lados de Whitney» y luego «crear un trabajo de animación que simplemente dejara que ella brillara».

Pat Houston, uno de los responsables del legado de la cantante a través de la Whitney E. Houston Foundation, dijo sentirse emocionado al ver su «maravillosa música expandirse a la nueva tecnología de esta era» y cómo influye en una «nueva generación» como la de Sinclair.

Las ganancias de las ventas de la colección NFT exclusiva de Houston fueron destinadas a la fundación que lleva su nombre, una organización sin ánimo de lucro enfocada en «empoderar, apoyar e inspirar a los jóvenes».

SL