El Gobierno multó a Facebook por aplicar cláusulas abusivas a los usuarios de WhatsApp



El Gobierno, a través de Defensa del Consumidor, sancionó a Facebook Argentina con $ 5 millones por la aplicación de «cláusulas abusivas» en sus «Términos y Condiciones de la Política de Privacidad y Condiciones» del servicio de WhatsApp. La multa, indica el comunicado, es la máxima que prevé la ley.

La medida fue establecida luego de determinar que las cláusulas no brindan «información cierta, clara y detallada» y, a su vez, «resultan abusivas ya que la firma se desliga de sus obligaciones al limitar su responsabilidad por daños, restringir los derechos del consumidor y, por lo tanto, ampliar los de la empresa».

En consecuencia, sostiene el organismo, «esto le otorga a la firma la interpretación exclusiva del contrato y le concede la facultad de modificar unilateralmente los términos del mismo«, además de autorizarla a rescindir el contrato sin causa y sin que medie incumplimiento del consumidor.

El proceso administrativo se inició a partir de una denuncia recibida por parte de la DNDC contra la empresa Facebook Argentina por la modificación de los «Términos y Condiciones de la Política de Privacidad y Condiciones del Servicio para Whatsapp», anunciado en enero de 2021.

Tras iniciarse la instancia de instrucción y el análisis de dichos instrumentos, la empresa fue imputada y no presentó su descargo en el plazo correspondiente.

Según relata el comunicado, se encontró «abusividad en cuanto establece la eximición de responsabilidad de la firma frente a las y los consumidores, que asumen todos los riesgos por el uso del servicio».

A su vez se afirma que la empresa pretende eximirse de responsabilidad por daños o limitarla a la suma de 100 dólares.

Por otra parte, se detectó una cláusula de prórroga de jurisdicción, es decir, le otorga al proveedor la facultad exclusiva de elegir el tribunal competente para la resolución de conflictos, cuando la normativa establece lo contrario.

En este caso, los usuarios de Argentina deberían ante un conflicto recurrir exclusivamente a tribunales del estado de California, Estados Unidos.

Otro de los incumplimientos de la firma liderada globalmente por Mark Zuckerberg es, según el comunicado oficial, el deber de brindar información clara, ya que establece que la única versión válida al momento de resolver un conflicto es la escrita en idioma inglés y las traducciones no tienen carácter oficial.

Finalmente, la compañía procura, además de los números de teléfono de los usuarios de WhatsApp, arrogarse la potestad de requerir de los usuarios del servicio de mensajería los contactos de sus libretas de direcciones -aún cuando aquellos no sean usuarios del servicio-, sin determinar el para qué, su alcance y, dejándolo librado a su exclusiva disposición.

LM