el ministro de Ucrania que usa nuevas tácticas de guerra


Después de que comenzara la guerra el mes pasado, el presidente Volodymyr Zelensky de Ucrania recurrió a Mykhailo Fedorov, viceprimer ministro, para un papel clave.

Fedorov, de 31 años, el miembro más joven del gabinete de Zelensky, se hizo cargo inmediatamente de una vertiente paralela de la defensa de Ucrania contra Rusia. Comenzó una campaña para reunir el apoyo de las empresas multinacionales para separar a Rusia de la economía mundial y aislar al país del Internet global , apuntando a todo, desde el acceso a nuevos iPhones y PlayStations hasta transferencias de dinero de Western Union y PayPal.

Para lograr el aislamiento de Rusia, Fedorov, un exempresario tecnológico, utilizó una combinación de redes sociales, criptomonedas y otras herramientas digitales. En Twitter y otras redes sociales, presionó a Apple, Google, Netflix, Intel, PayPal y otros para que dejaran de hacer negocios en Rusia.

Ayudó a formar un grupo de piratas informáticos voluntarios para causar estragos en los sitios web y servicios en línea rusos. Su ministerio también creó un fondo de criptomonedas que ha recaudado más de 60 millones de dólares para el ejército ucraniano.

El trabajo ha convertido a Fedorov en uno de los lugartenientes más visibles de Zelensky, desplegando tecnología y finanzas como armas modernas de guerra. En efecto, Fedorov está creando un nuevo libro de jugadas para conflictos militares que muestra cómo un país superado en armas puede usar Internet, criptografía, activismo digital y publicaciones frecuentes en Twitter para ayudar a socavar a un agresor extranjero.

En su primera entrevista en profundidad desde que comenzó la invasión el 24 de febrero, Fedorov dijo que su objetivo era crear un “bloqueo digital” y hacer la vida tan desagradable e inconveniente para los ciudadanos rusos que cuestionarían la guerra. Elogió a las empresas que se habían retirado de Rusia, pero dijo que Apple, Google y otras podrían ir más allá con medidas como cerrar por completo sus tiendas de aplicaciones en el país.

Un bloqueo tecnológico y empresarial, dijo, “es un componente integral para detener la agresión”.

Fedorov, hablando a través de una videoconferencia desde un lugar no revelado en algún lugar de Kiev, también restó importancia a las preocupaciones de que sus acciones alienaran a los rusos urbanos que podrían ser los más propensos a oponerse al conflicto.

“Creemos que mientras los rusos guarden silencio, serán cómplices de la agresión y del asesinato de nuestro pueblo”, dijo.

Fedorov lo hizo

Mykhailo Fedorov, viceprimerministro de Ucrania, y su imagen con su equipo en redes sociales. Foto Twitter

Mykhailo Fedorov, viceprimerministro de Ucrania, y su imagen con su equipo en redes sociales. Foto Twitter

El trabajo de Fedorov no es la única razón por la que empresas multinacionales como Meta y McDonald’s se han retirado de Rusia, con el costo humano de la guerra provocando horror e indignación. Las sanciones económicas de Estados Unidos, la Unión Europea y otros han jugado un papel central en el aislamiento de Rusia.

Pero Peter Singer, profesor del Centro sobre el Futuro de la Guerra de la Universidad Estatal de Arizona, dijo que Fedorov había sido «increíblemente efectivo» al pedir a las empresas que reconsideraran sus conexiones con Rusia.

“Ninguna celebridad, y mucho menos nación, ha sido nunca más efectiva que Ucrania al llamar a las marcas corporativas para nombrarlas y avergonzarlas para que actúen moralmente”, dijo Singer. «Si existe tal cosa como ‘cancelar la cultura’, los ucranianos pueden afirmar que la han perfeccionado en la guerra«.

En la entrevista de 45 minutos en Zoom, Fedorov, vestido con un forro polar gris holgado con cremalleras negras, se sentó frente a una pared con paneles de madera. Ha dormido entre tres y cuatro horas por noche, dijo, a menudo interrumpido cada 30 minutos más o menos por alertas en el iPhone que tiene al lado de su cama. Dijo que estaba preocupado por su padre, quien estuvo en cuidados intensivos durante la última semana después de que un misil impactara en la casa de al lado.

“Me he rozado con el horror”, dijo. “La guerra también ha llamado a mi puerta personalmente”.

Fedorov creció en la pequeña ciudad de Vasylivka en el sur de Ucrania, cerca del río Dnieper. Antes de dedicarse a la política, fundó una empresa de marketing digital llamada SMMSTUDIO que diseñaba campañas publicitarias en línea.

El trabajo lo llevó a trabajar en 2018 con Zelensky, entonces un actor que estaba haciendo una carrera inesperada para la presidencia de Ucrania. Fedorov se convirtió en el director digital de la campaña y utilizó las redes sociales para retratar a Zelensky como un símbolo juvenil del cambio.

Después de que Zelensky fuera elegido en 2019, nombró a Fedorov, entonces de 28 años, como ministro de transformación digital, poniéndolo a cargo de la digitalización de los servicios sociales ucranianos. A través de una aplicación del gobierno, las personas podían pagar multas por exceso de velocidad o administrar sus impuestos. El año pasado, Fedorov visitó Silicon Valley para reunirse con líderes como Tim Cook, director ejecutivo de Apple.

Presión sobre las big tech

Las grandes empresas tecnológicas tomaron medidas contra Rusia. Foto: Shutterstock

Las grandes empresas tecnológicas tomaron medidas contra Rusia. Foto: Shutterstock

Después de que Rusia invadiera Ucrania, Fedorov inmediatamente presionó a las empresas tecnológicas para que se retiraran de Rusia. Tomó la decisión con el respaldo de Zelensky, dijo, y los dos hombres hablan todos los días.

“Creo que esta elección es tan blanca como negra”, dijo Fedorov. “Es hora de tomar partido, ya sea del lado de la paz o del lado del terror y el asesinato”.

El 25 de febrero, envió cartas a Apple, Google y Netflix, pidiéndoles que restringieran el acceso a sus servicios en Rusia. Menos de una semana después, Apple dejó de vender nuevos iPhone y otros productos en Rusia.

Al día siguiente, Fedorov tuiteó un mensaje a Elon Musk, el fundador de Tesla y SpaceX, solicitando ayuda para obtener los sistemas de internet satelital Starlink que fabrica la compañía de Elon Musk, SpaceX. La tecnología podría ayudar a los ucranianos a permanecer en línea incluso si Rusia dañara la principal infraestructura de telecomunicaciones del país . Dos días después de contactar a Musk, llegó a Ucrania un cargamento de equipo Starlink.

Desde entonces, Fedorov dijo que periódicamente ha intercambiado mensajes de texto con Musk.

Fedorov también tuvo una llamada el mes pasado con Karan Bhatia, vicepresidente de Google. Desde entonces, Google ha realizado varios cambios, incluida la restricción del acceso a ciertas funciones de Google Maps que, según Fedorov, eran riesgos para la seguridad porque podrían ayudar a los soldados rusos a identificar multitudes de personas. Desde entonces, la compañía también suspendió las ventas de otros productos y servicios y, el viernes, bloqueó el acceso a los medios estatales rusos a nivel mundial en YouTube.

Fedorov ha intercambiado correos electrónicos con Nick Clegg, jefe de asuntos globales de Meta, que es la matriz de Facebook e Instagram, sobre la guerra que se desarrolla.

Apple, Google y Meta se negaron a comentar. Musk no respondió a una solicitud de comentarios.

La vergüenza pública ha sido efectiva, dijo Fedorov, porque las empresas son “tanto emocionales como racionales en la toma de decisiones”.

Pero aunque muchas empresas han dejado de hacer negocios en Rusia, se podría hacer más, dijo. Apple y Google deberían retirar sus tiendas de aplicaciones de Rusia y el software fabricado por compañías como SAP también estaba siendo utilizado por decenas de empresas rusas, señaló.

En muchos casos, el gobierno ruso se está aislando del mundo, incluso bloqueando el acceso a Twitter y Facebook. El viernes, los reguladores rusos dijeron que también restringirían el acceso a Instagram y llamaron a Meta una organización “extremista”.

Algunos grupos de la sociedad civil han cuestionado si las tácticas de Fedorov podrían tener consecuencias no deseadas. “Los cierres pueden usarse en la tiranía, no en la democracia”, dijo la Internet Protection Society, un grupo de libertad de internet en Rusia, en un comunicado a principios de esta semana. “Cualquier sanción que interrumpa el acceso del pueblo ruso a la información solo fortalecerá el régimen de Putin”.

Elogios para los ciberdelincuentes

Desde la invasión se multiplicaron los ataques informáticos. Foto: Shutterstock

Desde la invasión se multiplicaron los ataques informáticos. Foto: Shutterstock

Fedorov dijo que era la única forma de impulsar al pueblo ruso a la acción. Elogió el trabajo de los piratas informáticos que apoyan a Ucrania y que se han estado coordinando libremente con el gobierno ucraniano para atacar objetivos rusos.

“Después de que los misiles de crucero comenzaron a volar sobre mi casa y sobre las casas de muchos otros ucranianos, y también las cosas comenzaron a explotar, decidimos contraatacar”, dijo.

El trabajo de Fedorov es un ejemplo de la actitud de Ucrania de hacer lo que sea necesario contra un ejército ruso más grande, dijo Max Chernikov, un ingeniero de software que apoya al grupo de voluntarios conocido como el Ejército de TI de Ucrania.

“Actúa como todo ucraniano, haciendo lo mejor que puede”, dijo.

Fedorov, que tiene una esposa y una hija pequeña, dijo que tenía esperanzas sobre el resultado de la guerra.

“La verdad está de nuestro lado”, agregó. “Estoy seguro de que vamos a ganar”.

c.2022 The New York Times Company