el truco que usan los rusos para evadir los bloqueos en internet


Las sanciones a Rusia se han ido acumulando a lo largo de los últimos días desde que Vladimir Putin decidiera invadir Ucrania. Los principales afectados por la guerra son los ucranianos, que han tenido que huir de su país o marcharse al frente para defenderlo. Pero los ciudadanos rusos tampoco se escapan de las consecuencias del conflicto.

El Kremlin confirmó el viernes pasados que Facebook y Twitter habían pasado a la lista negra y que, por lo tanto, ningún ciudadano ruso puede acceder a ellos. Es un movimiento pensado para controlar el contenido al que tiene acceso la población y evitar que proliferen lo que el Gobierno ruso entiende como fake news o cualquier información que vaya en contra de los intereses de Putin.

Sin embargo, las autoridades rusas aseguran que es la respuesta a que ambas plataformas hayan baneado las cuentas de medios rusos.

Son muchas las compañías tecnológicas que decidieron aplicar sanciones y bloquearon sus servicios en todo el territorio: Netflix y TikTok, por ejemplo, suspendieron el domingo gran parte de sus servicios en el país, en un momento en que el gobierno de Moscú restringe lo que la gente y los medios de comunicación pueden decir sobre la guerra.

Los ciudadanos rusos no se escapan de las consecuencias del conflicto. Foto: AFP

Los ciudadanos rusos no se escapan de las consecuencias del conflicto. Foto: AFP

La plataforma TikTok informó que los usuarios rusos de esta popular app de redes sociales ya no podrán publicar videos nuevos ni realizar transmisiones en vivo, y tampoco podrán ver los videos compartidos desde otras partes del mundo.

Por su parte, Netflix anunció la suspensión de su servicio en Rusia, pero no dio más detalles. Y Spotify también suspendió a sus usuarios premium en el país.

Aislamiento digital

Una mujer sostiene un cartel en protesta contra el presidente Vladimir Putin. Foto: AFP

Una mujer sostiene un cartel en protesta contra el presidente Vladimir Putin. Foto: AFP

Es posible que estas acciones aíslen todavía más al país y a su población, ya que un creciente número de empresas multinacionales han dejado de proporcionar servicios financieros y productos tecnológicos vitales a Rusia, así como distintos productos de consumo, en respuesta a las sanciones económicas occidentales y a la indignación mundial por la invasión de Ucrania.

Esta censura ha tenido un impacto inmediato en las tiendas digitales de aplicaciones en Rusia. Solamente el martes pasado se realizaron más de medio millón de descargas en la App Store y Google Play de Rusia cuando lo normal son 10.000 descargas por día.

Este gran incremento ha hecho que la radiografía de ambas tiendas sea completamente distinta de una semana a otra. El consultor tecnológico Benedict Evans ha compartido en Twitter el antes y el después de la App Store de Apple. A primera vista ya se puede apreciar lo que está ocurriendo.

Por otra parte, el gigante proveedor de servicios Cogent Communication, responsable del 25% del tráfico de Internet en todo el mundo, confirmó el pasado viernes que cortaría la conectividad en Rusia en plena invasión de Ucrania.

En un primer momento, la multinacional explicaba en una carta a sus clientes rusos que los motivos por los que cancelaría el servicio en el país son las «sanciones económicas» y «la situación de seguridad cada vez más incierta».

Las conexiones VPN, en alza

La lista de las aplicaciones más descargadas en Rusia en la tienda App Store. (Foto: Twitter)

La lista de las aplicaciones más descargadas en Rusia en la tienda App Store. (Foto: Twitter)

Las apps más descargadas en Rusia durante los últimos 30 días son las habituales: WhatsApp, YouTube, Telegram, TikTok, Instagram o Telegram. En cambio, si se cierra la horquilla temporal se puede observar que las aplicaciones que más descargas han acumulado en los últimos días son aquellas que permiten una conexión VPN.

Este tipo de conexión, que corresponde a las siglas Virtual Private Network, permite acceder a internet de forma privada y saltarse las restricciones de un país en concreto gracias a que puede ‘falsificar’ la dirección IP original por la de otro lugar. En otras palabras: los ciudadanos rusos utilizan las conexiones VPN para conectarse desde Rusia y acceder a las apps prohibidas.

Hasta el momento se calcula que el interés en estas aplicaciones para móvil ha crecido un 2000% desde que comenzó la guerra. Sin embargo, si la ofensiva rusa sigue, y parece que será así, estas cifras van a seguir creciendo.

Aunque esto se puede acabar si el Gobierno ruso sigue con su estrategia de censurar todo aquello que no le gusta. En este sentido, ya se han reportado problemas en las principales tiendas de apps e incluso algunos usuarios no han podido acceder a ellas.

Con información de agencias/La Vanguardia.

SL​