elimina 1 millón de cuentas de spam por día


Twitter elimina 1 millón de cuentas de spam al día, informó el jueves la red social en una llamada con ejecutivos durante una sesión que tenía como objetivo informar sobre las cuentas falsas y de bots de la compañía, un tema que la enfrentó con el multimillonario Elon Musk.

El director general de Tesla, quien ofreció comprar Twitter por 44.000 millones de dólares, amenazó con retirarse del acuerdo si la empresa no puede demostrar que menos del 5% de sus usuarios activos diarios son cuentas automatizadas para publicar spam.

Musk ha argumentado, sin presentar evidencia, que Twitter ha subestimado significativamente la cantidad de bots de spam (cuentas automatizadas que generalmente promueven estafas e información falsa) en su servicio.

Los directivos de Twitter reiteraron en la llamada que las cuentas de spam representan menos del 5% de su base de usuarios activos cada trimestre.

Twitter indicó que, para calcular cuántas cuentas son spam malicioso, revisa «miles de cuentas» muestreadas al azar, usando datos públicos y privados como direcciones IP, números de teléfono, geolocalización y cómo se comporta la cuenta cuando está activa, a fin de determinar si una cuenta es real.

Los datos privados, que no están disponibles públicamente y, por lo tanto, no están entre los datos que se entregaron a Musk, incluyen direcciones IP, números de teléfono y ubicación. Twitter señaló que tales datos privados ayudan a evitar la identificación errónea de cuentas reales como spam.

Las cuentas falsas de redes sociales han sido problemáticas desde hace años. Los anunciantes se fijan en la cantidad de usuarios en las redes sociales para decidir dónde invertirán su dinero. Los bots de spam también se utilizan para amplificar mensajes y difundir desinformación. Pero Twitter señaló en la llamada que no todas las cuentas automatizadas son bots maliciosos. El año pasado estrenó una etiqueta para cuentas automatizadas a fin de identificar lo que la compañía llama «bots buenos», como cuentas que envían noticias, actualizaciones de salud o del clima, por ejemplo.

El problema de las cuentas falsas es bien conocido por Twitter y sus inversionistas. La compañía ha revelado sus estimaciones de bots a la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC) durante años, aunque también ha dicho que sus cálculos podrían ser demasiado bajos.

La compra de Musk, en riesgo

Las negociaciones están en peligro. Foto AFP

Las negociaciones están en peligro. Foto AFP

Las acciones de Twitter cayeron a última hora del jueves después de que un reporte del Washington Post revelara que el acuerdo de Elon Musk para comprar el gigante de las redes sociales, por 44.000 millones de dólares, está en peligro.

El hombre más rico del mundo ya había expresado anteriormente sus dudas e incluso insinuó que podría abandonar el acuerdo por la preocupación que le produce la abundancia de cuentas falsas.

Pese a haber tenido acceso a datos internos, el multimillonario no ha podido precisar el porcentaje de perfiles falsos, según informa el Post.

Aunque Musk ya ha hecho comentarios que ponen en duda su compromiso con el acuerdo, el último informe cita una fuente anónima que dice que su equipo se está preparando para un «cambio de dirección».

Las acciones de Twitter, que ya cotizaban por debajo del precio ofrecido por el magnate de los negocios, se hundieron alrededor de un 4% tras la noticia.

«El culebrón de Twitter llegará a su fin en los próximos meses, cuando Musk tome la decisión de quedarse (con un precio más bajo) o irse«, afirmó el analista de la empresa de inversión privada Wedbush Dan Ives en una nota.

Ives espera que el cofundador de Tesla detalle sus preocupaciones en relación a las cuentas falsas en las próximas semanas.

Durante el Foro Económico de Catar el mes pasado, Musk dijo que la compra de Twitter seguía detenida por cuestiones «muy significativas» sobre el número de usuarios falsos en la red social.

«Seguimos esperando una resolución de este asunto, que es realmente significativo», dijo Musk a través de un enlace de video y aseguró que también tenía preguntas sobre la deuda de la red social.

Los ejecutivos de Twitter afirman que menos del 5% de las cuentas son falsas, pero el empresario sudafricano está convencido de que el número es mucho mayor.

El analista de Wedbush señaló que las probabilidades de que se produzca la compra del gigante tecnológico como se negoció en un principio son escasas.

Wedbush fijó la posibilidad de que el acuerdo se produzca a un precio más bajo en un 60%, dejando abierta la puerta a que Musk intente marcharse pagando una cuota de ruptura de 1.000 millones de dólares.