Elon Musk anuncia a sus empleados que SpaceX está en riesgo de quiebra


El sitio especializado en tecnología The Verge tuvo acceso a un correo electrónico que envió Elon Musk a sus empleados ante la escasez de producción del motor Raptor de SpaceX. Y es, para ellos y para la compañía, inquietante: advirtió que la multimillonaria compañía aeroespacial está en riesgo de quiebra.

El CEO de Tesla advirtió el pasado viernes a sus empleados acerca de la complicada situación que atraviesa la Starship, el sistema de lanzamiento totalmente reutilizable que la empresa de fabricación aeroespacial propiedad de Elon Musk.

Lo que pasa es que la escasez de producción del motor Raptor de la Starship, la aeronave con la que se quiere llegar a Marte, supone un importante problema de tiempos. La fecha de lanzamiento de la nave está prevista para dentro de unos años pero en este próximo año 2022 debía pasar unas pruebas clave en su producción.

Los problemas de producción ya eran noticia desde hace tiempo pero el correo de Musk, con el que pretendía que sus empleados acudiesen el fin de semana a trabajar para afrontar la crisis, aumentaba la preocupación. «Desafortunadamente, la crisis de producción del Raptor es mucho peor de lo que parecía hace semanas. Conforme profundizamos en los problemas posteriores a la salida de la administración anterior, lamentablemente resultaron ser mucho más graves de lo que se informó«, comenzaba informando el empresario.

«Iba a tomarme libre este fin de semana, el primero libre en mucho tiempo, pero en cambio estaré en la línea de producción del Raptor toda la noche y durante el fin de semana», comunicaba el pasado viernes. Todo parece indicar que la crisis se vio favorecida por la salida de directivos clave recientemente, como es el caso de Will Heltsley, ex vicepresidente de propulsión.

Todo parece indicar que el CEO de Tesla se enfrenta a la mayor crisis de de su trayectoria empresarial, puesto que tiene los días contados para buscarle solución a la producción del motor Raptor de Starship. Durante el próximo año 2022, que está a la vuelta de la esquina, la aeronave debe realizar lanzamientos de prueba cada dos semanas.

Abre la primera fábrica europea de Tesla

Tesla abre en Alemania. Foto aP

Tesla abre en Alemania. Foto aP

Mientras tanto, Tesla, la compañía que llevó a Musk al puesto del hombre más rico del mundo por encima de Jeff Bezos, atraviesa otro presente. La primera fábrica en Europa de la casa automovilística Tesla, situada a las afueras de Berlín, comenzará a producir en diciembre, con cinco meses de retraso sobre el plan previsto, según informaron este lunes medios alemanes.

De acuerdo con la publicación especializada «Automobilwoche», está previsto que el último permiso de impacto ambiental, del que depende que la «gigafábrica» pueda comenzar a funcionar, sea concedido «en los próximos días».

Un portavoz de la Oficina de Medio Ambiente del «Land» de Brandeburgo, de la que depende dicho permiso, señaló en declaraciones a EFE que el proceso de autorización «continúa» y que todavía no hay fecha para la decisión.

Según «Automobilwoche», el fabricante estadounidense de vehículos eléctricos ya ha producido en la planta de Grünheide, al este de Berlín, los primeros cinco ejemplares del Modelo Y que se ensamblará en la factoría, a razón de 1.000 unidades por semana a partir de enero.

Los medios alemanes informaron de que más adelante está previsto incrementar la producción a 500.000 unidades al año.

El fundador y consejero delegado de Tesla, Elon Musk, había expresado la intención de que la primera planta del continente iniciase la producción este julio, pero las demoras en la tramitación de los permisos por parte de las autoridades regionales frustraron dicho objetivo.

El gobierno regional del «Land» de Brandeburgo, donde se sitúa la fábrica, ya había señalado entonces que la «principal prioridad» es que la decisión pendiente de la Oficina de Medio Ambiente de Brandeburgo aporte «seguridad legal» a todo el procedimiento.

Que la Oficina de Medio Ambiente vete el proyecto está casi descartado, declaró entonces el responsable de Economía del «Land», Jörg Steinbach, indicando que «no se trata de la autorización de una nueva central nuclear».

En estos momentos trabajan en la factoría 1.800 empleados y está previsto que más adelante la cifra ascienda a 12.000.