Explosión en el nuevo cohete de SpaceX con el que Elon Musk quiere llevar humanos a Marte


Aunque en etapas de prueba los desperfectos y las fallas están contemplados dentro de lo posible, nadie espera que el propulsor de un cohete explote durante un test de lanzamiento. Esto fue lo que le sucedió al Super Heavy Booster 7 de SpaceX en las instalaciones la compañía en Starbase, en el sur de Texas.

Durante un video que muestra las actividades de prueba se ve un estallido y llamas en la base del propulsor. Más tarde, se vio al menos un incendio en las cercanías de la plataforma, presumiblemente provocado por el incidente, que envió una columna de humo negro al aire.

El lunes por la noche, Musk se trasladó en persona hasta la base con el fin de corroborar la anomalía y evaluar el daño de primera mano y determinar un plan para seguir adelante.

Y si bien algunos se animaron a considerar que podría ser parte de un ensayo, el fundador y director ejecutivo de SpaceX, a través de una serie de tuits, confirmó que el incendio no fue intencional.

Además, contó que la compañía estaba planeando una «prueba de arranque en giro» de los motores, una que no involucrara el encendido de los motores. “Raptor tiene una secuencia de inicio compleja”.

Esas inspecciones incluyen la evaluación de la integridad de los tanques de propulsor del cohete, la salud de los motores del Raptor y el estado de los sistemas terrestres y la estructura de acero de la enorme torre de lanzamiento del vehículo.

En las últimas semanas, la compañía estuvo realizando pruebas en el Booster 7 y en la etapa superior de la Starship, llamada Ship 24, antes del primer lanzamiento orbital del vehículo. SpaceX no ha fijado una fecha de lanzamiento formal para ese primer vuelo, ni está claro cómo afectará este incidente a esos planes.

El sistema Starship consta de Super Heavy y una nave espacial de etapa superior que alcanza los 50 metros, llamada Starship. Ambos elementos son reutilizables, lo que podría hacer que la colonización de Marte y otras hazañas de exploración ambiciosas sean económicamente factibles, dijo Musk.

Cómo es el plan de Elon Musk para llevar humanos a Marte

El propio Elon Musk fue a corroborar los daños y evaluar la situación. Foto AFP

El propio Elon Musk fue a corroborar los daños y evaluar la situación. Foto AFP

En ese lanzamiento orbital, el propulsor Super Heavy caerá en el Golfo de México o intentará aterrizar de nuevo en Starbase, según un documento reciente de la Comisión Federal de Comunicaciones.

Starship entrará en órbita a una altitud de unos 250 kilómetros antes de volver a reingresar y realizar un «aterrizaje dirigido y motorizado» en el Océano Pacífico, justo al norte de Hawái.

La firma ya lanzó varios prototipos de Starship de etapa superior en vuelos de prueba a gran altitud, e incluso completó el aterrizaje con uno de los módulos en 2021. La próxima misión, que enviará un vehículo Starship conocido como Ship 24 a la órbita, será el primero.

La intención de SpaceX es desarrollar Starship para llevar personas y carga a la Luna, Marte y otros destinos lejanos. La NASA seleccionó el sistema para ser el primer módulo de aterrizaje humano para Artemis, el programa de exploración lunar de la agencia.

Los planes de la NASA son colocar astronautas cerca del polo sur de nuestro satélite, utilizando Starship. La fecha estipulada podría ser en 2025 o un año más tarde.

Sin embargo, parece que los problemas técnicos con el cohete masivo representan un obstáculo mayor para lograr un lanzamiento. SpaceX claramente tiene mucho trabajo por hacer antes de que el cohete Super Heavy esté listo para una prueba de fuego estático.

SL