Google despedirá a los trabajadores que no se vacunen contra el coronavirus


Google no quiere ceder en la lucha contra el Covid-19: les comunicó a sus empleados que aquellos que aún no estén inmunizados serán obligados a tomarse una licencia, y que si en ese tiempo no se administran la dosis que les corresponde, serán finalmente despedidos, según un comunicado interno difundido por la cadena televisiva estadounidense CNBC.

La compañía, con sede en Mountain View (California), es la primera gran tecnológica que toma una medida tan extrema relacionada con evitar la propagación del coronavirus a través de la vacunación obligatoria de sus empleados.

El comunicado señala que los trabajadores de Google tenían hasta el pasado 3 de diciembre para declarar su estado de vacunación a la empresa y enviarle la documentación que lo acreditase, o presentar algún tipo de impedimento médico o religioso válido que justificase que no se hubiesen administrado su dosis.

Si la compañía considera que los motivos esgrimidos eventualmente por sus empleados son adecuados, los eximirá de la obligatoriedad de estar vacunados.

Google busca vacunar obligatoriamente a todos sus empleados. Foto: Xinhua

Google busca vacunar obligatoriamente a todos sus empleados. Foto: Xinhua

No obstante, para aquellos que no hayan informado sobre su estado de vacunación o Google no haya aprobado una exención, la empresa ya tomó una decisión firme al respecto: a partir del 18 de enero recibirán una licencia administrativa pagada durante 30 días. Si en ese tiempo no reciben su dosis, la compañía les obligará a tomarse otra licencia por un máximo de seis meses, en esta ocasión no remunerada.

Si después de todo ese tiempo el empleado aún no decidió vacunarse, será despedido.

Antes de tomar esta última y drástica medida, Google aún se mostró algo flexible y señaló que los empleados podían explorar nuevos roles dentro de la empresa que no entrasen en conflicto con la orden, presumiblemente a través del trabajo remoto. También incluyó la exención por motivos médicos o religiosos anteriormente mencionada.

Los trabajadores, en contra de la medida

Un grupo de trabajadores se habían manifestado en noviembre en contra de la obligatoriedad de vacunarse que impulsaba Google, informó la cadena CNBC citando documentos internos de la compañía.

Anteriormente, la Сasa Blanca informó que la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA), que forma parte del Departamento de Trabajo de Estados Unidos, ordenó a todas las empresas con sede en el país con un personal superior a 100 personas que vacunaran a sus empleados contra la Covid-19.

Esto debía ocurrir a más tardar antes del 4 de enero de 2022.

En respuesta, al menos 600 empleados de la compañía Google solicitaron en una carta colectiva a la gerencia de la empresa que elimine el requisito de vacunarse y proponga otro más «inclusivo».

En la misiva, los trabajadores instaban a «manifestarse en contra de la demanda» y a no retractarse de la decisión de no vacunarse contra el coronavirus.

Al menos 600 empleados le hicieron saber a Google que estaban en contra de la vacunación obligatoria. Foto: REUTERS.

Al menos 600 empleados le hicieron saber a Google que estaban en contra de la vacunación obligatoria. Foto: REUTERS.

Según CNBC, Google exigió a más de 150.000 empleados que proporcionaran para el 3 de diciembre información sobre si se habían vacunado o no.

«Las vacunas son clave para nuestra capacidad de garantizar un regreso seguro a las oficinas para todos y minimizar la propagación de la Covid-19 en nuestras comunidades», dijo el vicepresidente de seguridad de Google, Chris Rackow.

Según Rackow, los empleados pueden negarse a ponerse el fármaco por razones religiosas o por circunstancias médicas, el permiso para no vacunarse se otorgará a esas personas de manera individual.

La orden de la OSHA fue suspendida temporariamente por un Tribunal de Apelaciones del país norteamericano.

SL