Hay faltantes de tarjeta SUBE pero hay un truco para conseguirla


El popular servicio para pagar el transporte en el área metropolitana de Buenos Aires, la tarjeta SUBE, lleva más de diez años de vida. Este sistema de boleto único, que además administra una tarifa diferencial para jubilados, excombatientes, beneficiaros de planes y trabajadores domésticos, está ​en falta.

La pandemia de coronavirus también castigó a la emisora del plástico (Nación Servicios) que dejó de emitirlas por la escasez de chips NFC -la tecnología inalámbrica que utilizan celulares y posnet, entre otros- y procesadores a escala mundial, debió enlentecer la producción local y por tanto, no llegaron a cubrir toda la demanda local.

Esto también generó que el poco remanente de SUBE que quedaba se encareciera de tal manera que algunos puntos de distribución la vendían entre 500 a 600 pesos. Un salto exponencial en el precio si se toma como referencia a enero, cuando Clarín informó por primera vez del problema.

La tarjeta SUBE sufre escacez de stock por falta de componentes.

La tarjeta SUBE sufre escacez de stock por falta de componentes.

Para no caer en ningún sobreprecio, los usuarios pueden tener acceso a la tarjeta a través de la app oficial de «SUBE», en un teléfono celular Android y entrar al apartado «Punto SUBE».

Allí, se podrán conocer a todos los kioskos, loterías, estaciones de subtes y trenes que tienen abastecimiento directo de la emisora de tarjetas Nación Servicio, por lo tanto, hay más posibilidades de que haya stock.

Puntos para conseguir la SUBE. Foto SUBE

Puntos para conseguir la SUBE. Foto SUBE

También se puede entrar haciendo clic acá.

Además: dónde cargarla

En la actualidad, hay diferentes opciones para agregarle saldo a la tarjeta SUBE sin necesidad de acercarse a un punto de carga. La primera es ir a un kiosko o local y pagar con dinero en efectivo para luego recibir el saldo digital; y la segunda es depositar pesos en el plástico a través de una app móvil como Mercado Pago o Ualá, o desde el homebanking de una entidad bancaria.

Esta última opción, a diferencia de la primera, no es automática y hay que dirigirse a una terminal de carga para acreditar el saldo sí o sí.

La app Carga SUBE, disponible para Android. Foto: Archivo.

La app Carga SUBE, disponible para Android. Foto: Archivo.

Sin embargo, ahora también se puede acreditar esta carga con el mismo celular que se usó para depositar el dinero.

Una vez descargada descargar la app móvil «Carga SUBE», disponible en un celular Android, hay que activar en el menú del dispositivo móvil la opción NFC.

A continuación, ingresar a la app «Carga SUBE» y hacer clic en «Cargá tu SUBE».

Finalmente, solo habrá que apoyar la tarjeta en la parte de atrás del teléfono celular de la misma forma que con el lector del molinete o el colectivo para acreditar el saldo de manera automática.

Además de acreditar dinero en la tarjeta SUBE, la aplicación «Carga SUBE» brinda información del saldo en tiempo real (con solo unir la tarjeta al teléfono) y se puede consultar cuánto dinero tiene cualquier tarjeta con solo apoyarla en el dispositivo.

El pequeño dispositivo USB que permite cargar la tarjeta SUBE con el celular. Imagen: Captura.

El pequeño dispositivo USB que permite cargar la tarjeta SUBE con el celular. Imagen: Captura.

Si este procedimiento no funcionó, hay que buscar una terminal de carga automática en el sitio oficial de SUBE (en este enlace) o a través de la app Carga SUBE en el apartado «Acreditá tu carga en una terminal automática».

También está la opción de poder hacerlo a través de una terminal portátil de SUBE. Este pequeño dispositivo se conecta a la computadora a través de un cable USB y cumple la misma función que el lector de los medios de transporte. Esta opción es útil para aquellos que no tienen un celular con la tecnología inalámbrica NFC.