«Hay razones para el optimismo»


A pocas horas de estrenar el nuevo año, el fundador y ex CEO de Microsoft, Bill Gates, no tardó en publicar un artículo en su blog llamado «Razones para el optimismo después de un año difícil», a pesar del avance de la variante Ómicron con contagios contados por miles en gran parte del planeta. 

Gates, quien surfeó un año con el escándalo y posterior separación de su ex mujer Melinda French Gates, escribió en este documento su perspectiva de cara al 2022. Empezando, como no, por las consecuencias de la situación sanitaria que afectaron la normalidad del trabajo. 

El empresario asegura que en los próximos dos o tres años las reuniones laborales no serán como en la actualidad y que «la digitalización llegó para quedarse». Y auguró, además, cambios importantes a través de la irrupción de la tecnología 3D para las llamadas que hoy se realizan a través de una pantalla o un teléfono.

John Carmack, CTO de Oculus, está detrás del desarrollo de los 
cascos virtuales de Meta. Foto Twitter

John Carmack, CTO de Oculus, está detrás del desarrollo de los
cascos virtuales de Meta. Foto Twitter

En ese sentido, resaltó el lanzamiento de Meta, la apuesta del dueño de Facebook, Mark Zuckerberg, por apuntalar sus empresas bajo el concepto de metaverso, al que se conocen como la siguiente generación de Internet. Para Gates, se trata de “un desarrollo muy útil”.

Esto provocaría que aumentara el uso de lentes de realidad aumentada y los guantes de captura de movimiento, que capturarían las expresiones y movimientos del cuerpo y la calidad de la voz.

Teams en VR: así sería la propuesta de Microsoft para el teletrabajo. Foto Microsoft

Teams en VR: así sería la propuesta de Microsoft para el teletrabajo. Foto Microsoft

Por otro lado, reveló que Microsoft se encuentra trabajando en este concepto de mundo virtual en que las personas puedan reunirse con la ayuda de avatares. A diferencia de Meta, la idea de la compañía sería a través de las cámaras web.

La lucha contra la variante Omicron

El fundador de Microsoft concuerda con las predicciones de los epidemiólogos y apunta a que el 2022 será el año del final del coronavirus. O al menos, el principio del final.

La pandemia puede quedar atrás «en algún momento de 2022». Sin embargo, el gran número de gente sin vacunar, y la aparición de nuevas variantes, como son Delta y Ómicron, generan la idea que «no estamos tan cerca del final de la pandemia como esperaba«, escribió Gates.

La variante Omicron del Covid-19 tiene en vilo al planeta. Foto: T. Narayan / Bloomberg

La variante Omicron del Covid-19 tiene en vilo al planeta. Foto: T. Narayan / Bloomberg

«No hay duda de que la variante Ómicron es preocupante», asegura. Pero se muestra optimista y piensa que el mundo está mejor preparado ahora para hacer frente a otras variantes potencialmente contagiosas que en cualquier otro momento de la pandemia, agregó el empresario.

El ex ceo de Microsoft aseguró que en 2022, la tecnología tendrá nuevamente «un papel fundamental». Puso como ejemplo el desarrollo de la telemedicina.

“La telesalud no es nueva, pero su popularidad durante la pandemia sí lo fue. En los últimos dos años hemos visto más personas optar por citas virtuales en lugar de atención en persona”, afirmó.

Cambios en la educación y sanidad

A pesar que muchos centros educativos alrededor del mundo seguirán impartiendo clases de manera presencial, Bill Gates cree que crecerá el uso creciente de herramientas digitales tendrán incidencia en el plan de estudios y los contenidos sean más personalizados e interactivos.

Respecto a la salud, el filántropo afirmó que  la telemedicina va a tener un gran protagonismo este 2022. «La telesalud no es nueva, pero su popularidad durante la pandemia sí lo fue. En los últimos dos años hemos visto más personas optar por citas virtuales en lugar de atención en persona». Por lo que prevé que las tecnologías que facilitan la telemedicina seguirán mejorando.

«Incluso después de que esta pandemia termine, está claro que gran parte de la digitalización que provocó ha llegado para quedarse», concluyó Gates.