La NASA confirmó que logró desviar la trayectoria de un asteroide tras el impacto de una sonda kamikaze


Lo afirmó el administrador de la agencia espacial estadounidense, Bill Nelson.

Luego de 10 meses atravesando el espacio para chocar a toda velocidad al asteroide Dimorphos a unos 11 millones de kilómetros de la Tierra el pasado lunes 26 de septiembre, la NASA confirmó que la misión Prueba de Redirección de Asteroides Dobles (DART) logró desviar su trayectoria.

El administrador de la agencia espacial estadounidense, Bill Nelson, apuntó que antes del impacto Dimorphos tardaba 11 horas y 55 minutos en girar en torno a otro asteroide más grande llamado Didymos, con el que forma lo que se conoce como un sistema de asteroide doble.

La nave logró reducir esa órbita en 32 minutos: «Hubiera sido un éxito si la hubiera ralentizado solo unos 10 minutos, pero la redujo de hecho 32», dijo Nelson, felicitándose por el éxito de esa misión de defensa planetaria efectuada en septiembre. 

El asteroide Dimorphos fue chocado por la misión DART. Foto AFP


El asteroide Dimorphos fue chocado por la misión DART. Foto AFP

Tras el choque, el equipo de investigación observó a Dimorphos utilizando telescopios terrestres y la supervisión del James Webb para confirmar que el impacto de DART alteró la órbita del asteroide.

Hasta el final, la sonda fue registrando imágenes de su destino fatal. Sin embargo, la pieza terrestre sólo pudo transmitir hasta el instante preciso del impacto. Luego, sobrevino el silencio.

Un hito para la ciencia

A las 19.14 hora local del este de Estados Unidos, el pasado lunes 26 de septiembre, la nave conocida como DART (dardo en inglés) se estrelló a una velocidad de 6,4 kilómetros por segundo contra la superficie del asteroide Dimorphos, ubicado a unos 11 millones de kilómetros de la Tierra.

Aunque el impacto pudo verse en la retransmisión en directo de la NASA, los científicos tendrán que esperar días o incluso semanas para ver si la nave no tripulada ha logrado alterar ligeramente la órbita del asteroide.

La misión buscaba determinar si enviar una sonda kamikaze –como en el filme Don’t Look Up- que choque contra el asteroide Dimorphos, es una forma efectiva de desviar un cuerpo rocoso de su trayectoria.

colision-dart

Dimorphos (cuyo diámetro es de 160 metros) es una pequeña luna que gira en torno al asteroide Didymos (780 metros), ubicado a 11 millones de kilómetros de la Tierra. Este sistema binario Didymos se desplaza alrededor del Sol, cerca de las órbitas de la Tierra y Marte.

La idea no era destruir la superficie porosa de este cuerpo, sino moverlo de su curso. La técnica se conoce como impacto cinético, donde la fuerza destructiva proviene de la energía que libera el golpe.

El evento también fue registrado por los telescopios espaciales Hubble y James Webb, que debían detectar una brillante nube de polvo.

La nave, que tardó 10 meses en alcanzar su objetivo, llevó una serie de instrumentos a bordo. Su sistema de navegación le permitió orientar la nave hacia Júpiter y en el último tramo, guiarla hacia su blanco.

Mientras que la cámara Didymos Reconnaissance and Asteroid Camera for Optical navigation (DRACO) registró el impacto. La NASA contó con el apoyo de la cámara LICIAcube, una nave lanzada por la Agencia Espacial Italiana.

Cómo fue el impacto de la sonda DART. NASA.


Cómo fue el impacto de la sonda DART. NASA.

Las imágenes que envió midieron unos 2.500 píxeles de lado, una resolución más que suficiente que debería permitir distinguir detalles de 20 centímetros justo antes del impacto.

Las capturas de DRACO serán recordadas como un hito de la humanidad, pero también será posible seguir el impacto en directo, gracias a la retransmisión de la NASA.

Posteriormente, la sonda europea HERA, que despegará en 2024, observará de cerca a Dimorphos en 2026 para evaluar las consecuencias del impacto y calcular, por primera vez, la masa del asteroide.

Con información de agencias

DB

Mirá también