La pregunta de un empleado de Meta que enfureció a Mark Zuckerberg


Un momento de tensión generó que el CEO de la empresa presione aún más a sus trabajadores.

Mark Zuckerberg no dudo en hablarles con franqueza a sus empleados: se vienen tiempos difíciles en Meta. En una reunión reciente de equipo, el CEO se molestó profundamente ante una pregunta de un trabajador que dejó en evidencia el malestar que actualmente hay en su compañía.

“Siendo realistas, probablemente hay un montón de personas en la empresa que no deberían estar aquí”, afirmó de manera contundente Zuckerberg en la quedada virtual realizada el pasado 30 de junio con todos sus trabajadores.

El tema de la polémica pregunta era en base a unos días libres adicionales introducidos durante la pandemia de la covid, llamados internamente como “Meta días”. Según unas grabaciones obtenidas por The Verge, el trabajador preguntó si se mantendrían en 2023. A lo que el CEO de Meta respondió que no después de mostrarse molesto.

Meta, matriz de Instagram, Facebook y WhatsApp, no está pasando por su mejor momento. Mark Zuckerberg tiene varios frentes abiertos. Por una parte, los retos a los que se enfrenta la compañía ante el auge imparable de otras plataformas como TikTok.

Por otra parte, las múltiples informaciones que recientemente han dañado la reputación de la marca tecnológica. A todo esto, cabe añadir el provenir de «una de las peores recesiones que hemos visto en la historia reciente», dijo Zuckerberg en la reunión.

Por todo ello, el CEO de Meta anunció que vienen tiempos complicados para la empresa y que aumentará la presión sobre los empleados para lograr los objetivos establecidos.

La pregunta que incomodó a Zuckerberg

Después de soltar el discurso, uno de los trabajadores lanzó la polémica pregunta, relacionada con los “Meta días”, unos días libres adicionales introducidos durante la pandemia de la covid.

Un empleado de Meta hizo una pregunta en una reunión que molestó a Mark Zuckerberg: Gabby Jones/Bloomberg.


Un empleado de Meta hizo una pregunta en una reunión que molestó a Mark Zuckerberg: Gabby Jones/Bloomberg.

Según The Verge, Gary, de Chicago, preguntó si se mantendrían en 2023. A lo que el CEO de Meta respondió: “Um… está bien. Dado mi tono en el resto de las preguntas y respuestas, probablemente puedes imaginar cuál es mi reacción a esto”.

Tras un momento de tensión, Zuckerberg dejó claro que el nivel de exigencia hacia los trabajadores aumentaría, lo que se podría traducir a una reducción de la plantilla.

“Siendo realistas, probablemente hay un grupo de personas en la empresa que no deberían estar aquí”, dijo el CEO de Meta. «Parte de mi esperanza de aumentar las expectativas y tener objetivos más agresivos, y simplemente subir un poco la temperatura, es que creo que este no es el lugar de algunos de ustedes», agregó.

La declaración de Zuckerberg provocó reacciones de asombro entre algunos de los asistentes a la reunión. Algunos de los empleados presentes no podían creer lo que acababan de escuchar. «¿Mark acaba de decir que hay un grupo de personas en esta empresa que no pertenecen aquí?», preguntó un miembro del personal.

Una encuesta interna refleja que solo el 39 % de los empleados de Meta eran optimistas sobre el futuro de la empresa, mientras que el 42 % tenía “confianza en el liderazgo de Zuckerberg”.

Meta retrasa sus planes de contratación de ingenieros

Está claro que Meta puso en el punto de mira a sus empleados, a los que les exigirá más implicación. En la reunión del 30 de junio, Zuckerberg dijo que la compañía retrasaría sus planes de contratación de ingenieros al menos un 30 % este año, contratando aproximadamente 6.000 o 7.000 trabajadores en lugar de los 10.000 que proyectó inicialmente.

Zuckerberg ya dejó entrever que podría reducir su plantilla en los próximos meses, aunque el multimillonario dijo que la compañía no planeaba implementar despidos. Sin embargo tampoco los descartó.

Meta no es la única que le puso un freno a las contrataciones de trabajadores. En las últimas semanas, Apple, Amazon, Microsoft y Alphabet (Google) anunciaron que reducirán el número de contratos. En la última década, sus plantillas se iban ensanchando un 5% anual o incluso más, especialmente a raíz de la pandemia, que disparó las necesidades digitales de la sociedad.

Microsoft ya anunció en mayo que iba a congelar las nuevas contrataciones en el corto plazo y, hace un par de semanas, intensificó su apuesta anunciando el despido de trabajadores en todas sus categorías, especialmente en las divisiones de la nube y ciberseguridad, un movimiento que afectará menos del 1% de su plantilla global.

En el caso de Google, Alphabet comunicó que frenará fichajes durante todo el año y que focalizará recursos en áreas prioritarias. Apple sentenció la semana pasada el cambio de etapa en las grandes tecnológicas. Aunque no dio detalles, anunció el freno de fichajes en algunas áreas durante el 2022 y el 2023.

Con información de La Vanguardia. 

Mirá también