Las 5 tendencias que marcarán el mercado fintech



El mundo Fintech es noticia por donde se lo mire y genera atracción por su brillo propio y se roba todas las miradas. Es un motor de innovación que gana velocidad constantemente. Nos separa un lapso de 300 años entre la aparición del papel moneda a la creación de tarjetas de crédito y sólo nos separa un período de 2 años entre las tarjetas contactless y las criptomonedas.

Tecnología y servicios financieros: la billetera digital que mira a los que están bancarizados

Cuando hablamos del mercado Fintech, encontramos como generalidades a empresas que crecen vertiginosamente, enfocadas en pequeños subgrupos. Pueden ser procesadoras de pagos, empresas de préstamos, bancos digitales, operadoras de criptomonedas, o software que permitan hacer control de gestión, emisión de facturas, control de gastos, deudas e inventario o incluso crowdfunding. Todas tienen en común sus cortos años de vida, sus numerosos equipos de tecnología y desarrollo, estructuras organizacionales más horizontales y una alta necesidad de fondeo para generar nuevos clientes, retenerlos y expandirse. La regla es llegar primero al mercado, ganar market share a cualquier precio y hacer que el valor de la acción sea mayor, apostando a nuevas ideas y generando puestos de trabajo constantemente.

Lo que está sucediendo es que las empresas digitales están empezando a ofrecer servicios financieros ¿Cómo es esto posible? Con la infraestructura y la tecnología adecuada, todas las empresas pueden ofrecer aunque sea un servicio financiero a sus clientes, proveedores y ecosistema de valor. Esto significa una gran disrupción y competencia para el mercado tal como lo conocíamos. por lo cual el futuro de la banca tradicional como la conocemos, puede estar en juego.

Profundizando un poco más en este concepto, las finanzas embebidas o el banking as a service, es el vehículo tecnológico con el cual una empresa que fabrica pañales puede digitalizar sus proceso de venta, llegar directo al consumidor, y ofrecer un pago financiado mediante una integración tecnológica propia, si desviarlo a terceros. O una que vende electrodomésticos y ofrece un seguro extendido en su plataforma para las compras de sus productos. Esto hace que en la habitualidad, nosotros los consumidores no percibamos que estamos recibiendo un servicio adicional embebido dentro de la compra que era nuestro objetivo. De eso se trata la oferta de valor que tiene el mercado Fintech.

Cocos, la tecnológica que sacude el mercado de capitales

La capacidad de los grandes players del E-commerce como Amazon para integrar servicios bancarios, les brinda una gran ventaja porque tienen acceso continuo a los datos sobre esos comerciantes y un CAC (Costo de Adquisición de un Cliente), casi nulo para sus productos. Para competir con estos, las instituciones financieras deberán estar integradas en las cadenas de valor de las pequeñas empresas. Al lado de las firmas FinTech y tecnología más sofisticada, dichas Instituciones buscarán licenciar sus tecnologías y aprovecharlas para beneficiar y expandir su base de clientes.

Este tipo de empresas tienen como factor común ser innovadoras, creativas y requiere asumir riesgos, así como profesionales que puedan tolerar la incertidumbre de cada día.

Si realizamos cierto análisis del 2021, los números no mienten: En la actualidad existen 302 empresas del sector de las cuales el 20% fueron creadas durante la pandemia y a su vez emplean a unas 15.000 personas y que terminarán el año con alrededor de 20.000 empleados., según la Cámara Argentina de Fintech.

En los próximos años, las empresas FinTech dejarán de ser el hermano pequeño de las instituciones financieras tradicionales para ocupar la posición central. Las generaciones recientes entienden y están acostumbradas a utilizar la tecnología, por lo que no volverán a las ventanillas, cajeros, ni soluciones analógicas para sus necesidades financieras.

Repasamos 5 tendencias claves en el mundo Fintech

1- Simplificación y Seguridad: 

En un mercado tan competitivo, como hemos dicho, es crucial tener a los clientes contentos. Ofrecer alternativas de pagos sencillos con altos estándares de seguridad y la posibilidad de elegir entre múltiples métodos de pago. La gente quiere transacciones rápidas, fáciles y seguras. Algunas Fintech optan por implementar biometría, asegurando transacciones con reconocimiento facial y de voz.
 

2- Inteligencia Artificial para asistir a usuarios e instituciones bancarias:

Para las empresas fintech, la IA tiene varias aplicaciones, como por ejemplo ayudar a crear perfiles de riesgo automatizados para clientes o realizar predicciones de carteras vencidas. Por eso podemos decir que tanto para las instituciones financieras la IA está resultando un aliado clave en el manejo de los números. La IA es capaz de identificar fraudes, detectar el lavado de dinero y hacer recomendaciones a los clientes. En el caso de los usuarios, las aplicaciones de asistentes digitales que por medio de IA, ayuda a las personas a organizarse, presupuestar y direccionar el dinero, haciendo más eficiente nuestro tiempo disponible.

3- El efectivo pierde protagonismo: 

Como es de esperar una de las tendencias más claras y que logró acelerar la pandemia es la del menor uso de efectivo. Tanto por intentar disminuir el contacto con otras personas y los objetos de intercambio. En este caso vimos un gran crecimiento del pago por medios electrónicos. Aunque el efectivo ha mostrado gran resiliencia y seguramente será así durante un tiempo, pero hay cada vez más alternativas que las fintech de pagos han aprovechado, ofreciendo soluciones innovadoras.

4- Masificación de terminales de pago inalámbricas: 

Esto lo podemos notar de manera más marcada en Argentina. En países como Brasil, México y Colombia esta tendencia estaba instalada desde hace tiempo, pero el delivery pago en terminal inalámbrica no era tan común en nuestro país. 

5- Todo en la Nube: 

Con la ampliación en la flexibilidad y variedad de los servicios ofrecidos por los proveedores de Cloud, las instituciones financieras deben también diversificar cómo abordan y ofrecen los servicios basados en esta tecnología. El Cloud Computing continúa evolucionando constantemente y debe verse como una cuestión flexible y configurable de opciones de computación, análisis y seguridad que se pueden ajustar según las diferentes necesidades. Vemos algunas Fintech que tienen su arquitectura basada en la Nube y se ajusta a la integración con varios sistemas de acuerdo a las necesidades de sus clientes; automatizando la cobranza, la conciliación y además mostrar toda la información necesaria para un puntaje de crédito saludable.

* Managing Partner  | High Flow – Grupo DNA   

También te puede interesar