los juegos en la nube de Microsoft llegaron a la Argentina


Microsoft sigue adelante con su estrategia de potenciar los videojuego en la nube, sin necesidad de contar con una consola. Tras expandir la versión beta en Windows 10 a mediados del 2021, los gamers argentinos pueden experimentar Xbox Gaming Cloud a partir de este jueves en celulares, tabletas y PC sin necesidad de contar con equipos de última generación ni descargas de contenido.

Bajo el slogan «jugá donde quieras, cuando quieras y con quién quieras», Xbox llevó adelante desde hace cinco años una política de democratizar el uso de los videojuegos.

El servicio por suscripción Xbox Game Pass, que ofrece una biblioteca de 100 juegos mensuales, sirvió de puntapié para sostener esa idea, y Xbox Cloud Gaming se encargó de materializarlo . 

«Hemos escuchado los comentarios de nuestros jugadores en Argentina y Nueva Zelanda de que el acceso a Xbox Cloud Gaming es una prioridad. Estamos felices de hacerlos realidad: Xbox Cloud Gaming (Beta) estará disponible a partir de hoy», le confirmaron fuentes de Xbox a Clarín. 

Cómo es el «Netflix de los videojuegos» de Microsoft 

Xbox Cloud Gaming llega a la Argentina

Xbox Cloud Gaming se lanzó en versión beta para usuarios de Windows el 9 de agosto de 2021 como una ventaja extra de la suscripción Xbox Game Pass Ultimate, aunque también requería que los usuarios se registraran en el programa Xbox Insider.

Unos meses más tarde fue lanzado oficialmente como parte de la aplicación Xbox para Windows el 14 de septiembre de 2021, junto con la compatibilidad con Remote Play desde consolas Xbox a una computadora con Windows. Esta función permitía jugar en dispositivos móviles a una cierta cantidad de metros de las consolas, que servían como servidores. 

Xbox Game Pass, el servicio de juegos por suscripción cuenta con 25 millones de usuarios a nivel mundial.

Xbox Game Pass, el servicio de juegos por suscripción cuenta con 25 millones de usuarios a nivel mundial.

Luego, Microsoft introdujo la característica Clarity Boost para usuarios de Windows a través del navegador Edge que proporciona mejoras visuales. También se puede disfrutar en Google Chrome o Safari.

Desde su anuncio durante la exposición de videojuegos E3 2018, el servicio fue conocido preliminarmente como Project xCloud para luego adoptar el nombre de Xbox Cloud Gaming como parte de las suscripciones a Xbox Game Pass Ultimate sin ningún cargo adicional.

Microsoft aprovechó con el transcurso de los años los comentarios de la comunidad para refinar la experiencia de juegos en la nube: agregó nuevo contenido y logró expandir Xbox Cloud Gaming a cada vez más países, aún aquellos que no cuentan con las redes de telefonía móvil 5G que permiten tener internet de alta velocidad y sin latencia en cualquier lugar.

Xbox Cloud Gaming es compatible con varios joysticks, controladores, como Razer Kishi, y soportes para celulares.

Xbox Cloud Gaming es compatible con varios joysticks, controladores, como Razer Kishi, y soportes para celulares.

«Nuestra misión en Xbox es crear una comunidad de videojuegos en la que puedas disfrutar los juegos que quieras, con quien quieras y en los dispositivos que ya tengas. Queremos eliminar todas las barreras posibles para ofrecerte más maneras de conectarte y jugar», aseguró Catherine Gluckstein, vicepresidenta y directora de productos de Xbox Cloud Gaming.

Como parte de la versión de prueba que ya se encuentra disponible en Argentina, aquellos usuarios del servicio por suscripción Xbox Game Pass o Xbox Game Pass Ultimate pueden comenzar a jugar Microsoft Flight Simulator​Halo Infinite, Forza Horizon 5, Tunic y Fortnite, entre otros, directamente desde la nube en los iPhone, teléfonos y tabletas Android, Windows PC, consolas Xbox Series XS y Xbox One. 

Previamente, lo único que hay que hacer es visitar xbox.com/play, iniciar sesión con tu cuenta de Xbox y empezar a jugar.

Aquellos que son miembros de Xbox Game Pass Ultimate –el primer mes se consigue en promoción a 39 pesos-, podrá seguir con su juego, empezar una nuevo o descubrir uno de los tantos de la biblioteca disponibles a través de la nube en Game Pass.

Qué ofrece Xbox Cloud Gaming

Halo Infinite. El último shooter de la saga fue uno lanzamiento exclusivos para las consolas Xbox a fines del 2021.

Halo Infinite. El último shooter de la saga fue uno lanzamiento exclusivos para las consolas Xbox a fines del 2021.

Hay más de 100 títulos disponibles para que se jueguen desde nube en los dispositivos que se pueden encontrar en el hogar, sin necesidad de descargarlos o ocupar espacio de su almacenamiento.

Una de las características más llamativas que ofrece este servicio, es que funciona en casi la mayoría de las computadoras, por lo que no hay que hacer una inversión importante. Básicamente, equipos que solo deberán contar con la versión Windows 10 para instalar la app de Xbox. En caso de los celulares requiere al menos la versión 6.0 de Android y iOS 14.4 en los iPhone o iPad.

Asimismo, una buena conexión a internet será necesaria para este tipo de experiencia en la nube. Microsoft recomienda unos 15 Mbps para ejecutar el servicio Xbox Cloud Gaming (xCloud) en calidad estándar, es decir, a 720p.

Si se desea una resolución de 4K se necesitará una conexión de 35 Mbps o superior. Esto se debe a que el contenido es transmitido en streaming, por lo que velocidades más bajas dan como resultado un mayor almacenamiento en búfer y arruinan la experiencia.

Xbox One S. Las consola de videojuegos sirvieron en un principio para los servidores de Xbox Cloud Gaming.

Xbox One S. Las consola de videojuegos sirvieron en un principio para los servidores de Xbox Cloud Gaming.

El hardware en los Data Centers que Microsoft posee en Australia, Brasil, Japón y Mexico son los que hacen posible el funcionamiento de Xbox Cloud Gaming. En un comienzo usaban servidores blade basados ​​en Xbox One S (2016). Recién en junio del 2021 comenzó a migrar de tecnología hacia el nuevo modelo de Xbox Series X.

Cada servidor inicialmente tenía en su interior cuatro consolas Xbox One S personalizados . Esto se duplicó a ocho por gabinete para el lanzamiento del servicio en 2019.

En comparación con la Xbox One S estándar, el consumo de energía se había reducido en un 30% gracias a la potencia específica del procesador de la última generación de consolas Xbox Series X.