Mark Zuckerberg vende su casa en San Francisco por las denuncias de los vecinos


Aunque los motivos no fueron revelados, las constantes quejas podría ser uno de los motivos.

Sin dar las razones, Mark Zuckerberg decidió vender la casa que supera los 700 metros cuadrados y que compró una década atrás en el exclusivo barrio de Dolores Heights, en San Francisco. Aunque muchos suponen que se debe a las reiteradas denuncias de sus vecinos.

La propiedad tasada en 31 millones de dólares, ya fue reservada por un particular, según una escritura de subvención presentada ante la ciudad el 1 de julio pasado.

El comprador es de la localidad de Delaware y la documentación para la transferencia de la casa se envió a Michael Gordon, un abogado que se especializa en fideicomisos y planificación patrimonial.

El director ejecutivo de Meta había pagado alrededor de 10 millones de dólares por la vivienda en noviembre de 2012. La mansión se encuentra cerca de Mission District y el Zuckerberg San Francisco General Hospital and Trauma Center.

La casa en donde vivió Mark Zuckerberg. Google Maps.


La casa en donde vivió Mark Zuckerberg. Google Maps.

La venta, señaló The Real Deal, una web de noticias especializada en bienes raíces, ha pasado a la historia como el acuerdo residencial más grande en lo que va del año, superando por solo $2 millones el cierre la semana pasada de un par de penthouses que antes pertenecían al ex Secretario de Estado George Shultz.

La propiedad, según el corredor de bienes raíces Redfin, consta de cuatro dormitorios y cuatro baños con unos 690 metros cuadrados, aunque se sometió a obras para agregar espacio en el primer, segundo y tercer piso.

Durante las obras de remodelación, que costaron cerca de $1.8 millones de dólares, se añadió un baño y una terraza, así como un sistema de rociadores contra incendios y aire acondicionado. Hace apenas un mes, la propiedad concluyó algunos trabajos pendientes de cimentación.

A la vivienda se le agregó también una cochera subterránea con una plataforma giratoria, de modo que puedan salir con más facilidad los autos, así como también una habitación multimedia, que pertenecía al CEO de la red social.

El enojo comunal

Las obras que tensaron la relación con los vecinos.


Las obras que tensaron la relación con los vecinos.

Entre las posibles razones por la que el empresario de 38 años decidió vender su vivienda, se cree que es por el malestar que generó entre sus vecinos durante los últimos años.

En la etapa reciente, mientras la casa estaba en construcción, hubo seis quejas presentadas ante la ciudad por cuestiones relacionados con el polvo, el ruido y el estacionamiento.

Una vez que el grueso de las obras llegaron a su fin, los vecinos se quejaban porque su equipo de seguridad estaba ocupando “lugares de estacionamiento deseables”.

Muchos contaron a la CBS San Francisco que Zuckerberg contrató a jóvenes para que durante la noche duerman en sus autos para mantener plazas adicionales, más allá de las asignadas para los vehículos de construcción. De acuerdo con el encargado de la obra, el equipo de trabajo es de 40 personas.

A principios de ese año, un vecino anónimo calificó como “engorroso” vivir al lado de Zuckerberg. “Creo que todos hemos tratado de ser lo más pacientes y lo más civilizados posible durante la larga construcción, el ruido, la basura y el bloqueo de calles”, escribió en una carta filtrada a la prensa.

“Ahora que todo ese circo ha terminado, nos quedan dos camionetas de forma permanente, ocupando lugares de estacionamiento”, sostuvo el residente en aquel momento.

Mirá también