Meta cayó en la bolsa y suma un 40% de pérdida en 2022


Las acciones de Meta (empresa propietaria de Facebook, Instagram y WhatsApp) volvieron a cerrar esta semana con pérdidas y acumulan una caída de casi el 40 % este año, lo que hace peligrar muy seriamente el estatus de la compañía como una de las diez mayores del mundo en términos de capitalización bursátil.

Meta acumuló esta semana un retroceso del 6 %, tras perder hoy un 0,75 %, sin dar señales de una posible remontada tras el desplome de más del 20 % que sufrió el pasado 2 de febrero al presentar unas decepcionantes cuentas trimestrales.

La compañía experimentó un claro frenazo en su crecimiento en los últimos meses y tiene malos pronósticos para 2022, lo que ha alejado a los inversores.

Desde su máximo histórico, que alcanzó en septiembre pasado, sus acciones acumulan ya una caída de más del 46 %.

Esta semana, las malas noticias para Meta continuaron con el anuncio de que Google prepara cambios en la herramienta de identificación de los usuarios de su sistema operativo para móviles Android, un movimiento que se cree que puede dañar el negocio publicitario de la empresa que dirige Mark Zuckerberg.

El cambio anunciado por Google recuerda a uno implementado el año pasado por Apple, que golpeó con dureza a muchas compañías que viven fundamentalmente de la publicidad en internet, como es el caso de Meta -el nuevo nombre de la firma conocida antes como Facebook-.

La empresa, que en junio pasado superó por primera vez el billón de dólares en capitalización bursátil, tiene ahora un valor claramente por debajo de los 600.000 millones.

Ese desplome, sin precedentes en los últimos años entre las grandes tecnológicas, ha hecho que Meta haya llegado a perder su puesto como una de las diez empresas del mundo con mayor valoración, una lista que encabezan Apple y Microsoft.

En los últimos días, la tecnológica estadounidense se ha visto superada en distintos momentos -en función de las oscilaciones del mercado- por Nvidia, la china Tencent y la taiwanesa TSMC, cayendo fuera del selectivo «top ten».

Una empresa que no hace tanto Meta tenía por detrás, como Tesla, vale ahora unos 300.000 millones más, mientras que otros gigantes de internet como Alphabet o Amazon están aún mucho más lejos, con valoraciones más de tres veces por encima.

Numerosos expertos, de hecho, han comenzado a recomendar hacerse con acciones de Meta al considerar que su cotización actual es muy baja y prácticamente garantiza buenos retornos dado el tamaño del negocio de la firma y su trayectoria

Una semana de pérdidas

Meta, el nuevo logo de la compañía. Foto AFP

Meta, el nuevo logo de la compañía. Foto AFP

Además, la empresa alcanzó un acuerdo extrajudicial con un grupo de usuarios de EE.UU. a quienes pagará 90 millones de dólares por haber violado su privacidad, al rastrearlos incluso una vez se habían desconectado de sus cuentas en la red social.

La compañía y los demandantes presentaron una propuesta de acuerdo -a la que tuvo acceso Efe este martes- ante la División de San José de la Corte del Distrito Norte de California (EE.UU.), y ahora corresponderá al tribunal decidir si la acepta o no.

La cuestión se remonta a 2012, cuando un grupo de usuarios de Facebook -que entonces aún no había cambiado su nombre- demandó a la red social por seguir sus movimientos (el conocido como «rastreo») a través de galletas digitales o «cookies», incluso cuando se habían desconectado por completo de la plataforma.

Este seguimiento permitió a la empresa acumular datos sobre los gustos y actividades de los internautas, una información muy valiosa que constituye una parte fundamental de su lucrativo negocio publicitario.