Mozilla Firefox dice que Apple, Google y Microsoft «dañan a los consumidores»


El navegador sostiene que Chrome, Safari y Edge tienen opciones limitadas menor calidad y privacidad deficiente.

Mozilla, el propietario sin fines de lucro del navegador Firefox, acusó a Google, Microsoft y Apple de «preferirse a sí mismos» y empujar a los consumidores a usar sus propios navegadores.

Los ejemplos de daños al consumidor derivados de este comportamiento de preferencia personal incluyen “opciones limitadas o frustradas, menor calidad, menor innovación, privacidad deficiente y contratos injustos”, según Mozilla.

El informe llega en un momento en que la «autopreferencia» sigue siendo un tema discutible en el espacio de regulación tecnológica; el organismo de control de la competencia del Reino Unido ha publicado un informe final(se abre en una pestaña nueva) destacando «preocupaciones sustanciales» sobre el dominio del mercado de Google y Apple.

Este tipo de peleas no es nueva: a fines de los 90, Microsoft destrozó a a Netscape, la competencia, bajo una estrategia que le valió el juicio por monopolio más recordado de la historia de internet. 

El informe de Mozilla acusa a las grandes empresas de tecnología de una amplia variedad de casos diferentes de mala práctica.

Estos incluyen inhibir el descubrimiento de aplicaciones independientes, citando cómo algunas compañías combinan sus respectivos navegadores con sus sistemas operativos y los configuran como el sistema operativo predeterminado en la pantalla de inicio principal o en la posición de acoplamiento.

Qué dice el informe de Firefox

Google Chrome


Google Chrome

«Para muchas personas, esta ubicación es suficiente y no verán ni buscarán pasos adicionales para descubrir alternativas«, sostiene el informe.

Mozilla también criticó a algunas grandes firmas tecnológicas por prohibir la adopción de aplicaciones independientes, citando cómo Apple carecía de configuraciones para cambiar Safari como navegador predeterminado hasta 2020, lo que significa que los consumidores de iOS que intentaban usar otro navegador estaban bloqueados en el uso continuo de Safari durante 13 años.

Luego, el informe destacó cómo Safari aún no se puede eliminar de iOS.

Además, el informe acusó a las grandes tecnológicas de anular la adopción de aplicaciones independientes y calificó esto como «aún más atroz que prohibir la adopción de software rival».

Mozilla alegó que este ha sido el caso en las computadoras con Microsoft Windows durante varios años, «diciendo que los consumidores se han enfrentado a prácticas cada vez más agresivas, algunas de las cuales han tenido como objetivo revertir sus decisiones de usar software que no es de Microsoft, por ejemplo, anular el navegador predeterminado, elegir y volver a Edge».

«Los consumidores deben tener control sobre sus experiencias en línea y poder elegir qué software desean usar, incluido algo diferente de lo que ofrece el proveedor del sistema operativo», dijo un portavoz de Mozilla. “La gente no debería tener que pelear con sistemas operativos que continuamente molestan, confunden y revierten preferencias a favor de su propio software”.

Guerra de navegadores

Safari es el navegador predeterminado en iPhone. Foto Apple


Safari es el navegador predeterminado en iPhone. Foto Apple

Las «guerras de navegadores» no son nada nuevo, a fines de la década de 1990, Internet Explorer de Microsoft hizo que el Navigator de Netscape quebrara.

Google es un ejemplo de una gran empresa de tecnología que ha respondido a estas acusaciones acerca de que está haciendo todo lo posible y la amenaza de la legislación antimonopolio.

en una entrada de blog(se abre en una pestaña nueva), el presidente de asuntos globales de Google, Kent Walker, dijo que las posibles regulaciones antimonopolio «impondrían un conjunto de reglas a las empresas estadounidenses y darían un pase a las empresas extranjeras» y que «le darían a la Comisión Federal de Comercio y otras agencias gubernamentales un poder sin precedentes sobre el diseño de productos de consumo».

Walker agregó: «Todo esto sería una reversión dramática del enfoque que ha convertido a EE. UU. en un líder mundial en tecnología, y corre el riesgo de ceder el liderazgo tecnológico de EE. UU. y amenazar nuestra seguridad nacional, como han advertido expertos bipartidistas en seguridad nacional».

La guerra de navegadores sigue teniendo, así, coletazos en 2022.

Mirá también