Nuevos hábitos financieros: el uso de los canales digitales creció 70% en el país



La pandemia cambió el mundo, aceleró procesos y condujo a los consumidores hacia herramientas digitales que permitan acortar distancia y evitar contacto físico, como el caso de la banca tradicional.

De acuerdo a un estudio realizado por Americas Market Intelligence (AMI), la Argentina está inmersa en la revolución digital a tal punto que es el segundo país en la región (superado por Perú) con mayor penetración de uso de un banco o empresa Fintech que presta servicios bancarios de forma 100% digital.

Dicho esto, el 58% de los encuestados argentinos usa o conoce, por ejemplo, la Fintech Mercado Pago. Según el informe denominado La banca “a prueba del futuro” en Latinoamérica, el 37% de los argentinos encuestados respondieron que abrieron una cuenta en línea, lo que ubica al país por debajo del promedio de la Región (42%).

Las 5 tendencias que marcarán el mercado fintech

Nicolás Perdomo, jefe de ventas de Backbase que auspició el estudio, explicó que el auge se dio a causa de las cuarentenas decretadas durante el 2020. «En Argentina antes de la pandemia (en 2017) el uso de los canales digitales era de 55% y actualmente, en el segundo semestre de 2021, ronda el 70%”, expresó.

En la misma línea indicó que la pandemia aceleró los planes digitales de las entidades financieras. Este hecho mundial fue el detonante y la llegada de nuevos competidores nativos digitales al país hizo que la banca tradicional se sacudiera y acelerara el desarrollo anticipado hacia la digitalización.

Qué perspectivas hay para 2022

Entre otras cosas, Perdomo explicó que para el próximo año la tendencia hacia lo digital seguirá en alza y en Argentina llegarán al mercado más bancos 100% con propuestas interesantes.

“Hay una tendencia bastante fuerte en el país para el 2022 y lo vamos a ver aún más, habrá más neo bancos para diferentes tipos de segmentos, para personas y para empresas y a su vez veremos de forma más fuerte la transformación digital de los bancos tradicionales en sus canales digitales y en la digitalización de los procesos”, dijo.

Pagos, seguros, préstamos e inversiones: las 4 verticales fintech que crecen sin techo en Latinoamérica

Asimismo, explicó que la transformación digital de las bancas tradicionales toma entre 10 y 20 años, y que aquellas entidades que actualmente no estén iniciando su digitalización o ya estén en ella en unos años perderán clientes, quedarán obsoletas o dejarán de existir.

Cuáles son las operaciones digitales más realizadas

Según el informe, en Latinoamérica los usuarios de la banca en línea realizan principalmente tres operaciones: transferencia, pagos y consultas de salgo, aunque el 54% de ellos preferirían que estas plataformas tuvieran más funcionalidades, como utilizar puntos de lealtad o recibir descuentos especiales en portales en línea (72%) y un portal web para comprar en línea (61%).

Otras dos terceras partes (65%) también pidieron herramientas que les ayuden a ahorrar dinero y optimizar sus finanzas, y el 40% se interesó por las redes sociales y los servicios de entrega de comida en línea.

El informe explicó que el 99% de los encuestados aún continúa utilizando la banca tradicional como su principal proveedor de servicios financieros por considerarlo más seguro; sin embargo, los proveedores nativos digitales compiten fuertemente con cumplir las necesidades y servicios bancarios que se esperan de los bancos tradicionales.

Además, la percepción de los actores digitales nativos varía según el grupo de edad. Así, el 75% de los jóvenes entre 18 y 21 años piensa que estas empresas son más atractivas que los bancos tradicionales, mientras que en las personas mayores de 36 años es de 48%.

“La reputación de seguridad de los bancos tradicionales también está disminuyendo entre los jóvenes. Este cambio es un buen presagio para la participación de mercado de los neo bancos y las Fintech en los próximos diez años, a medida que los adolescentes y los adultos jóvenes se convierten en clientes bancarios, y un recordatorio de la urgente necesidad de los bancos de adaptarse a las demandas de este grupo demográfico digitalizado”, señaló el informe.

LR

También te puede interesar