peligros y consejos sobre las baterías de litio, la causa del inicio de las llamas


El incendio en Recoleta, en el que murieron tres chicos, una adolescente y una mujer mayor de edad, fue provocado por la explosión de la batería de litio de un monopatín eléctrico. Así lo informó un peritaje de Bomberos, que otra vez dejó en el centro de la polémica a este tipo de baterías, con antecedentes de accidentes y consejos para evitar imprevistos.

«La causa está relacionada con la súbita reacción térmica de baterías de litio pertenecientes a un scooter monopatín eléctrico», señaló el informe de Bomberos de la Ciudad, después del análisis del departamento del séptimo piso de Ecuador 1026.

La «reacción» la habría provocado la «sobrecarga o descargas excesivas, golpes en celdas o bien exposición a fuentes de calor» y las llamas se habrían transmitido rápidamente a elementos combustibles, como muebles, revistas, libros y biblias que había en el lugar, de acuerdo a la descripción de un bombero que trabajó en el edificio.

El peritaje puso en el centro de la escena a las baterías de litio, un insumo crítico para diferentes dispositivos tecnológicos portátiles, desde teléfonos celulares a aviones y automóviles eléctricos.

Este tipo de baterías ingresaron al mercado a comienzos de los años noventa y una década más tarde se propagaron en todo el mundo. Cuentan con la ventaja de tener mayor densidad de potencia (más energía en el mismo tamaño que otras tecnologías), mayor velocidad de carga y un peso mucho más ligero.

El litio, un metal incluido en la tabla periódica, es uno de los insumos más apreciados en el planeta por la industria tecnológica. En la Argentina -una de las reservas más grandes en todo el planeta- se lanzó el año pasado un proyecto para levantar la primera planta de producción de este tipo de baterías en el país. Hay planes de desarrollo de esa industria en provincias como Jujuy -pionera en la explotación- o Salta.

Un smartphone calcinado tras la la explosión de su batería de litio, la misma causa que provocó el incendio en Recoleta.

Un smartphone calcinado tras la la explosión de su batería de litio, la misma causa que provocó el incendio en Recoleta.

A pesar de sus diversas ventajas, posibles defectos en la fabricación y en el uso de estos desarrollos pusieron en alerta a la comunidad internacional.

En 2016 Samsung tuvo que retirar 2,5 millones de teléfonos Galaxy Note 7, de tope de gama en aquel momento, después de que unidades de ese móvil explotaran y se incendiaran de manera repentina.

El peligro es que los componentes combustibles, separados por paredes extremadamente delgadas, aumentan la posibilidad de recalentamiento. De la calidad de construcción de esas paredes depende la seguridad del dispositivo: si no funcionan bien, se pueden generar reacciones químicas que generen fuego.

También está cuestionado su sobreexigencia y el uso en sitios muy calurosos, sobre todo durante la recarga, además de posibles problemas generados por golpes y caídas.

Samsung no es la única compañía envuelta en la polémica por las baterías de litio. En marzo de 2021 Apple afrontó una demanda en los Estados Unidos por el incendio de un iPad. Además, en los años anteriores esta tecnología motivó incendios en Ámsterdam, Países Bajos, y en Nueva Jersey, Estados Unidos, donde un hombre de 65 años murió luego de quedar atrapado en un incendio que se desató en su departamento en plena madrugada.

Su transporte está vetado o fuertemente condicionado en aviones comerciales. Según una organización de fabricantes de aeronaves, los sistemas anti-incendios de esos vehículos no pueden extinguir el incendio de un número significante de baterías de litio, de acuerdo al informe difundido por la BBC. De hecho, existen extintores especiales para este tipo de baterías.

Así explota la batería de litio de un monopatín eléctrico

Las baterías de litio, recomendadas por ser ecofriendly en comparación con las pilas, se utilizan también en el transporte. Los automóviles eléctricos, entre ellos los Tesla, son algunos que recurren a este desarrollo. A nivel más cotidiano y cada vez más usual en las calles argentinas, lo incorporan los monopatines y las bicicletas eléctricas.

En 2020 se viralizó el video del incendio provocado por la explosión de un monopatín. En las imágenes, provenientes de España, se ve a un padre junto a sus hijos en el living de su hogar, mirando la televisión. En un costado reposa un monopatín eléctrico, en plena etapa de recarga.

De pronto se escucha un estallido, como de un artefacto de fuegos artificiales, y el scooter pega un ligero salto. Rápidamente comienza a expulsar humo blanco.

El hombre corre a desenchufarlo de la corriente eléctrica de la casa. A los siete segundos de la explosión, el humo se multiplica y expande por todo el ambiente. Y cuatro segundos más tarde el monopatín explota y desata el incendio.

El hombre alcanza a rescatar a sus hijos justo cuando estalla el vehículo, como se ve en el video que publico la web española Auto Bild que acompaña esta nota.

DS