por qué recomiendan mantenerlo casi siempre apagado en el teléfono celular


Es bastante frecuente mantener activado el bluetooth en los dispositivos móviles, incluso cuando no es necesario. El principal problema no está dado por el consumo de la batería, sino por los riesgos a la privacidad que conlleva tener una señal abierta en forma permanente.

La tecnología Bluetooth brinda un sinfín de beneficios, sobre todo en materia de conectividad, pero tiene un alto grado de vulnerabilidad que permite a los atacantes quebrantar las medidas de seguridad o hasta modificar los archivos que se estén enviando.

El problema de olvidarlo conectado es comparable a tener una baliza siempre encendida. Esto ocurre incluso sin estar vinculado a otro aparato. La interfaz se encarga de enviar, de forma periódica, el UUID a otros dispositivos. Se trata del identificador único universal, algo que sirve para que otros aparatos puedan conectarse.

Para los profesionales y expertos en ciberseguridad, la herramienta inalámbrica supone una invitación al delito. Puede parecer una exageración, pero gran parte de los casos de ciberdelincuencia comienzan con un acceso vía Bluetooth a los dispositivos.

Tanto es así, que en la conferencia DEFCON de este año los expertos quisieron mostrar a los asistentes la capacidad de las redes inalámbricas de identificar dispositivos digitales vulnerables.

Riesgos del Bluetooth

El Bluetooth encendido es como una baliza que emite una señal constantemente.

El Bluetooth encendido es como una baliza que emite una señal constantemente.

Hay otras cuestiones relacionadas con la conexión inalámbrica que preocupan a los expertos, como por ejemplo, los numerosos casos en los que los hackers han conseguido interceptar e incluso alterar los datos enviados durante la comunicación inalámbrica.

Con unas pocas herramientas, un atacante puede escuchar o cambiar el contenido de la comunicación Bluetooth cercana, incluso entre dispositivos que se han emparejado previamente con éxito.

Un hallazgo reciente ha demostrado que también AirDrop, servicio ad-hoc de Apple, puede sufrir vulneraciones por parte de piratas informáticos. Ha habido casos en los que los hackers han conseguido determinar el número de teléfono completo de un usuario debido a la manera en la que opera Bluetooth Low Energy.

Según informaba recientemente el New York Times, hay tiendas que emplean balizas electrónicas para radiar señales Bluetooth, de esta manera rastrean las ubicaciones de compradores individuales y esa información es posteriormente vendida a anunciantes.

Es común que un atacante se interpone en el medio de la conexión de dos dispositivos.

Es común que un atacante se interpone en el medio de la conexión de dos dispositivos.

Otro problema es lo que se conoce como ataque Man-in-the-Middle. Es un clásico en cuanto a amenazas a las comunicaciones. Básicamente consiste en un atacante que se interpone en la conexión entre dos dispositivos. Puede leer qué se está enviando e incluso modificar esos datos.

Así, el teléfono podría conectarse de forma accidental al aparato de un tercero. Si se trata de un atacante, podría tomar el control, recopilar información y hasta bloquear el acceso.

La tecnología Bluetooth funciona mediante enlaces de radiofrecuencia en la banda de 2,4 GHz, y va ya por su versión 5.2 tras las diferentes actualizaciones que se han desarrollado desde que se comenzara a comercializar, optimizando así su funcionamiento, su seguridad e incluso requiriendo un consumo de batería mucho menor al que necesitaban sus versiones más anticuadas.

A pesar de que las nuevas versiones de esta tecnología cuentan con cifrado de datos, siguen siendo vulnerables. Se estima que durante 2022 el número total de dispositivos equipados con Bluetooth supere los 5.000 millones.

SL