por qué Sony revolucionó para siempre al mercado de los videojuegos con PlayStation


Este viernes se cumplen 27 años del lanzamiento de la primera PlayStation​. Exactamente un 3 de diciembre de 1994 fue la fecha del calendario en la que Sony puso a la venta en Japón su primera consola, la que bautizó PlayStation, una máquina de 32 bits que cambió para siempre la forma de disfrutar los videojuegos en el hogar.

A lo largo de los años, PlayStation llegó a convertirse prácticamente en sinónimo de videojuegos, pero los orígenes de la marca, y de la que fue su primera encarnación, fueron inciertos. Conocida es la historia de que Sony decidió embarcarse en la creación de su propia consola después de que Nintendo rompiese el acuerdo mediante el que ambas compañías se comprometían a crear una nueva consola con características multimedia.

La consola apostó decididamente por el formato CD-ROM como una evolución respecto a los cartuchos y no salió a la venta en el resto del mundo hasta pasado un año de su lanzamiento en Japón.

La PlayStation original pesaba poco más de un kilogramo. En su arquitectura destacaban dos ranuras destinadas a las tarjetas de memoria (importantes para salvar las partidas, ya que sobre los CD no se podía grabar), una salida analógica de uso múltiple (RF, Compuesto, S-Video y RGB) y, obviamente, una entrada de alimentación corriente alterna.

Sony PlayStation. Foto Pexels

Sony PlayStation. Foto Pexels

A pesar que Sony no tenía la experiencia suficiente en el sector que sí tenían sus competidoras, el proyecto liderado por el ingeniero Ken Kutaragi rápidamente empezó a hacerse un hueco en este competitivo mercado con el objetivo de romper con el dominio de la industria de los videojuegos que se disputaban Nintendo y SEGA.

Gráficos revolucionarios y un precio fuera de serie

Lara Croft, en el primer Tomb Raider (1996). Foto Eidos Interactive

Lara Croft, en el primer Tomb Raider (1996). Foto Eidos Interactive

De los muchos elementos que Sony PlayStation con el paso del tiempo logró estandarizar en la industria de los videojuegos, el más notable fue la determinación total y completa de la consola por los juegos tridimensionales que utilizan polígonos para su geometría en lugar de los píxeles planos a los que los jugadores y desarrolladores estaban más acostumbrados en ese momento.

Si bien Sega y Nintendo habían coqueteado con la idea de un verdadero espacio tridimensional, el primero con el CD de Sega y el segundo con los juegos habilitados para el modo 7 en la Super Nintendo, este último se caracterizaba por escalar los gráficos para crear una perspectiva de profundidad en una superficie 2D, pero no se acercaba a la propuesta de Sony con la PS One. Sin lugar a dudas, esta fue una gran apuesta para el momento, pero fue una que valdría la pena inexorablemente durante las próximas décadas.

Además, PlayStation podía incorporar cinemáticas debido al tremendo espacio que tenían para la época los CDs: 700 MB, que permitían cargar videos que hacían ver a las introducciones de los videojuegos como una película más que un juego.

Una vez finalizadas las especificaciones de la consola, la PlayStation obtendría su primer gran salto y una de las razones por las que continuaría dominando el mercado: su precio de lanzamiento.

Mientras que Sega Saturn, Atari Jaguar, Nintendo 64 y 3DO de Panasonic se lanzaron dentro de un período de tiempo razonable entre sí, el precio de 299 dólares de la consola de Sony fue otro de sus principales atractivos.

Aparte de la N64, todas las demás consolas eran más caras, y aunque técnicamente lo justificaban con más potencia, los usuarios rara vez lo veían reflejado en sus juegos ya que los diferentes tipos de procesadores no alcanzaban los gráficos de la PlayStation. Al menos así quedaba claro en títulos como Ridge Racer, Tekken o Wipeout, y más tarde con la llegada de franquicias de gran éxito como Final Fantasy, Gran Turismo o Metal Gear Solid.

El anuncio de Playstaition

La compañía anuncia el precio de lanzamiento que cayó como una bomba en el mercado: 299 dólares.


Diseño disruptivo

Justamente este modelo de PlayStation abrió infinidad de posibilidades era de un marcado color gris que dominaba todos sus accesorios. El primer control, que estaba conectado a la máquina mediante un cable negro, fue denominado DualDigital.

Luego llegaría una versión de la consola más compacta, similar en apariencias a un discman, y rebautizada como PS One. También hubo rediseño para su control, DualAnalog, con botones analógicos que se activaban o desactivaban en caso que el juego tuviera soporte para ellos. 

Sony PlayStation. Foto Pexels

Sony PlayStation. Foto Pexels

Para sus botones utilizaron formas geométricas simples: un triángulo verde, un círculo rojo, una cruz azul y un cuadrado rosado, para etiquetar sus botones de acción en lugar de letras o números. En la parte superior se encontraban una doble final de gatillos, denominados R o L de acuerdo a su posición a la derecha o a la izquierda del comando. 

El fin de la competencia

El disruptivo debut de PlayStation generó tal impacto entre los gamers que la mayor parte de la competencia desapareció a lo largo de la década del noventa. Así, la generación se redujo en gran medida a los productos desarrollados de Nintendo y Sony. 

De hecho, el éxito de su lanzamiento le valió el récord Guinness a la consola más vendida de la historia, con más de 450 millones de unidades comercializadas de sus cinco generaciones.

Tras varios rediseños internos y externos la primera PlayStation acabó su ciclo de vida con más de 100 millones de unidades vendidas, pero fue su sucesora, la PlayStation 2, en 2001, la que otorgó a Sony la posición dominante en el sector del entretenimiento digital de la que todavía hoy goza.