Rusia podría derribar los satélites


Apenas unos días después de que Elon Musk escuchase la petición del viceprimer ministro ucraniano Mykhailo Fedorov y activase el servicio de Internet satelital en Ucrania, el CEO de Tesla ya advierte de las altas probabilidades de sufrir ataques. Por ello, Musk aconseja hacer uso de Internet solo cuando sea necesario y colocar las antenas lo más lejos posible de las personas.

«Advertencia importante: Starlink es el único sistema de comunicaciones no ruso que aún funciona en algunas partes de Ucrania, por lo que la probabilidad de ser objetivo es alta. Úsenlo con precaución», publica el ejecutivo en Twitter, que también aconseja camuflar las antenas y los equipos facilitados a la población ucraniana.

Expertos en seguridad informática hablan del riesgo que corren los usuarios con sistemas de comunicaciones satelitales, ya que Rusia tiene mucha experiencia en detección de satélites.

Un investigador del Citizen Lab de la Universidad de Toronto, John Scott-Railton, publicaba hace unos días en Twitter que «si Putin controla el aire sobre Ucrania, las transmisiones de enlace ascendente de los usuarios se convierten en balizas… para los ataques aéreos».

 Por otro lado, Christopher Scolese, director de la Oficina Nacional de Reconocimiento de Estados Unidos (NRO), advertía recientemente de que es probable que el ejército ruso apunte a los satélites para cortar el acceso a Internet, las comunicaciones y los servicios GPS.

Es evidente que las comunicaciones por satélite conllevan una serie de riesgos, sin embargo son mucho más fiables que la banda ancha fija convencional. Según el rastreador de acceso a Internet NetBlocks, la conectividad en Ucrania bajó un 20% desde el inicio de la ofensiva rusa.

Mientras tanto, Rusia toma medidas: bloquea Facebook y Twitter

Vladimir Putin, líder ruso. Foto AP

Vladimir Putin, líder ruso. Foto AP

La conectividad sigue mostrando ser clave en la guerra. Este viernes, el ente ruso que regula los medios, Roskomnadzor, bloqueó por completo el acceso a Facebook, en respuesta a la restricción de acceso a los medios de comunicación nacionales, y la red social reaccionó al afirmar que «hará todo lo posible para seguir disponible». Según confirmó el viceprimer ministro, Fedorov Mykhailo, también bloquearon los accesos a la red social Twitter y el sitio de reservas Booking.

«El 4 de marzo de 2022 se decidió bloquear el acceso a la red Facebook (propiedad de Media Platforms, Inc.) en el territorio de Rusia», indicó un mensaje de la agencia difundido por Telegram.

Según el organismo estatal, desde octubre 2020 se registraron 26 casos de discriminación de los medios rusos y de los recursos de información nacionales por parte de Facebook.

El regulador acusó a la empresa, propiedad del grupo estadounidense Meta, de «discriminación» de los medios rusos como la televisión Zvezda (del Ministerio de Defensa), la agencia de prensa Ria Novosti, la cadena internacional RT o los portales Lenta.ru y Gazeta.ru.

Ya hacía días que el Gobierno ruso había procedido a «limitar» y reducir la velocidad del acceso a Facebook, que había restringido el uso de sus funcionalidades por parte de esos medios rusos.

La agencia estatal advirtió que esa discriminación a medios rusos constituye una violación de la legislación local y del derecho de los ciudadanos al libre acceso a la información brindada por los medios rusos en los recursos de la red y en otras plataformas, consignaron las agencias de noticias AFP y Sputnik.

Con información de La Vanguardia