se puede mejorar la velocidad de la PC desactivando esta opción de Windows


La aplicación Virtualization-Based Security (VBS) del sistema operativo consume muchos recursos.

Suele suceder que, de buenas a primeras, la computadora pierde su rapidez y comienza a demorar más de lo habitual en cualquier proceso de rutina. La causa no siempre es una falla de hardware, sino que hay veces que el propio sistema operativo incluye aplicaciones que consumen muchos recursos. Uno de ellos es la Virtualization-Based Security (VBS).

La llegada de Windows 11 trajo varias novedades interesantes. Entre ellas se encuentra el uso de la virtualización por hardware en las CPU más avanzadas, que brinda una capa adicional de seguridad, pero su uso supone un recorte en la productividad.

El VBS es un devorador silencioso que viene activado por defecto y trabaja junto con Windows Defender para crear un espacio aislado en la memoria donde almacenar todo tipo de información de forma segura en el sistema.

Se trata de una función de clase empresarial diseñada para proteger las PC corporativas mediante la creación de una región de memoria aislada y segura del sistema operativo normal.

Cómo saber si el VBS está activo.


Cómo saber si el VBS está activo.

El sistema puede utilizar este ‘modo virtual seguro’ para alojar una serie de soluciones de seguridad, que dan una protección mayor contra vulnerabilidades. Pero, dependiendo de equipos, usarla puede implicar una pérdida de rendimiento de entre el 5% y el 25%. Sobre todo, para los gamers.

Si de pronto se experimenta una pérdida de FPS al jugar o mientras se edita un video, habrá que probar con desactivar esta medida de seguridad, ya que probablemente lo solucionemos.

Windows: cómo saber si el VBS está activado

El paso para deshabilitar el proceso.


El paso para deshabilitar el proceso.

Lo primero es saber si está activo. Quienes hayan actualizado desde una versión de Windows 10, el VBS estará inactivo. En cambio, quien haya completado la instalación desde cero o compraron un equipo nuevo, siempre este estará funcionando.

Hay dos formas de interrumpir el consumo del VBS. Uno más simple y directo y el otro, más radical, sólo recomendado en caso de que el anterior no haya dado resultados.

Para que aparezca, habrá que abrir el cuadro de búsqueda de Windows. En la casilla “Ejecutar”, que se abre al pulsar tecla de Windows + R. En ese espacio habrá que escribir sin comillas “msinfo32”.

Sin seleccionar nada hacer scroll hacia abajo hasta que aparezca la línea que pone seguridad basada en virtualización, ahí uno podrá averiguar si el VBS está habilitado dirá «sí».

El camino más simple para cortar su accionar es hacerlo desde el propio antivirus de Windows. Así, en el panel de configuración, dentro del apartado “Seguridad del dispositivo”, habrá que ingresar al “Aislamiento de núcleo” y desde allí, desactivar la función de integridad de memoria.

Un método radical para mejorar la velocidad de una computadora

Otra forma de invalidar esta función es desactivar por completo las funciones de virtualización del propio Windows. Habrá que buscar “Características de Windows”, en el propio panel de Configuración y allí se abre un cuadro con varias opciones.

Bastará con desmarcamos las siguientes casillas, en caso de tenerlas activadas y aplicar los cambios:

  • Protección de aplicaciones de Microsoft Defender.
  • Plataforma de máquina virtual.
  • Plataforma de hipervisor de Windows.

Tras unos segundos, Windows pedirá reiniciar la PC y tras el arranque, comprobar si aumentó la performance.

SL

Mirá también