Sorprendente: reconstruyeron las caras de tres momias egipcias con un ADN antiguo


Un grupo de investigadores del Instituto Max Planck para la Ciencia de la Historia Humana y de la Universidad de Tübingen de Alemania y especialistas de la firma Parabon Nanolabs lograron reconstruir las caras de tres momias que habitaron en la comunidad de Abusir el Meleq, en la ribera occidental del río Nilo, Egipto, gracias a las muestras de ADN que, según revelaron, datan de entre 2.023 a 2.797 años de antigüedad.

A través de un comunicado de prensa, los directivos de Nanalobs informaron que las caras que cobraron vida fueron nombradas JK2134”, que data de 776-569 aC; “JK2888”, que se calcula que vivió alrededor de 97-2 aC., y “JK2911”, que, según los especialistas, vivió alrededor de 769-560 aC.

0921_momias

Para obtener las imágenes de los tres rostros, la compañía reparó el daño enzimático en cada muestra de ADN, después las secuenció con un ensayo de captura dirigido a 1.24 millones de polimorfismos de un solo nucleótido (SNP) y, finalmente, las alineó con un genoma de referencia humano.

“Después del paso de imputación, Parabon aplicó su tubería de fenotipado de ADN Snapshot a cada una de las tres muestras de momias, con la que se predijo la ascendencia, la pigmentación y la morfología facial de cada momia”, señaló la compañía, en el documento.

0921_momias

Por su parte, la doctora Janet Cady, quien lideró el trabajo, explicó que “gracias a los recientes avances bioinformáticos en el campo de la imputación de baja cobertura, a partir de ahora se podrán manejar muestras de ADN más desafiantes y antiguas”.

En tanto, su colega Ellen Greytak, directora de Bioinformática de Parabon, afirmó que “la tecnología está revolucionando el análisis de ADN antiguo y fragmentado, con el cual es posible saber cómo lucían los antiguos habitantes del planeta”.

0921_momias

Según relataron los investigadores, tras reconstruir las caras lograron determinar que la ascendencia de los tres hombres era más similar a la de los individuos del Mediterráneo y Oriente Medio modernos, que a los egipcios modernos.

Las momias habrían sido hombres con piel de color marrón claro, con ojos y cabello oscuros, sin pecas en el rostro. Estos rasgos se enfatizaron en las caras caricaturizadas que muestran la apariencia que, probablemente, tuvieron estos tres individuos a los 25 años.