«The Loop», el túnel de Elon Musk para evitar embotellamientos, tuvo su primer fracaso


A Elon Musk le gusta implantar microchips en las cabezas pero no le gustan los atascos. Por ello, a través de The Boring Company, construyó en Las Vegas el conocido como Vegas Loop, un entramado de túneles pensado para esquivar los embotellamientos.

Estos túneles ya existen desde el año pasado y hasta ahora no habían reportado ningún problema. Sin embargo, la celebración del CES en la ciudad supuso una alta demanda de la LVCC West Station, que lleva directamente a la convención. Tanta, que se formó un embotellamiento justo en el lugar donde nunca iban a producirse.

Es cierto que solo duró unos minutos durante un día, pero sí dejó una imagen que contrasta con la idea original de Musk. Uno de los conductores que se quedó atrapado en el Loop grabó las imágenes y las subió a redes sociales, donde se viralizaron.

El motivo de esta retención es que The Boring Company está utilizando 70 vehículos Tesla para atender la afluencia de asistentes de este año. Y este número de coches es demasiado para el Loop que conecta con el CES, del que se prometía que tendría un trayecto de dos minutos y en realidad se tardan casi cuatro. Por lo tanto, se entiende que fue un hecho puntual.

La principal preocupación de los usuarios no es por el embotellamiento en sí, sino por el diseño de los túneles. En las imágenes se puede ver que el túnel es muy estrecho — solo hay un carril — y hay poco margen de maniobra en caso de que suceda algún accidente o incendio.

Aunque no hay de qué preocuparse. La propia The Boring Company explica en su web que existen varios protocolos de seguridad contra incendios a través del túnel. Por supuesto, hay salidas de emergencia, sistemas de detección de incendios, sistemas de extinción de incendios y un sistema de comunicación de emergencia de primeros auxilios con clasificación incidentes.

Este primer embotellamiento, que se produjo por circunstancias excepcionales, no hará que The Boring Company se vaya de Las Vegas. De hecho, hay planes para seguir construyendo túneles por toda la ciudad: en octubre se aprobó la expansión del proyecto, que pasará de las tres estaciones actuales a un total de 51 y pasará también de los 2,7 kilómetros vigentes a los 46 kilómetros.

Un CES semivacío

Poca asistencia por el covid. Foto AFP

Poca asistencia por el covid. Foto AFP

La asistencia a la feria de tecnología CES de Las Vegas esta semana descendió más de 75% en comparación con la edición previa hace dos años, que fue presencial, indicó el organizador del evento el viernes.

La Asociación de Tecnología del Consumidor (CTA, por sus siglas en inglés) dijo el día de la clausura que más de 40.000 personas asistieron al evento de varios días en The Strip de Las Vegas. Esta cifra representa menos de una cuarta parte de las más de 170.000 que, según la CTA, asistieron a su convención de 2020.

Debido a la pandemia de Covid-19, la CTA decidió celebrar la edición de 2021 en línea, pero hace ocho meses la asociación acordó volver a realizar en forma presencial la feria del CES de 2022 en Las Vegas. Esto resultó ser un reto en medio de un incremento mundial de infecciones causadas por la variante ómicron del coronavirus, la cual surgió a finales del año pasado.

A los asistentes a la conferencia se les pidió que portaran mascarillas en las salas de exhibición que se inauguraron el miércoles y que mostraran un comprobante de vacunación antes de llegar. Pero ante el incremento en los casos de Covid, varias empresas tecnológicas grandes decidieron no participar unas semanas antes de que se llevara a cabo el evento.