Tras Europa, Brasil también analiza obligar a Apple a vender los iPhone con cargador USB-C


La discusión que la Unión Europea dio alrededor de un puerto de carga universal para los dispositivos móviles podría darse próximamente en Latinoamérica. Mientras la adopción del estándar USB-C se mantiene firme en el viejo continente y los Estados Unidos lo discuten en el Senado, Brasil sería el primero de los paises de la región en sumarse a esa tendencia.

Según informa el sitio Tecnoblog, el regulador de telecomunicaciones de aquel país Antel lanzó una consulta pública en la que se presenta una propuesta para hacer del USB-C el estándar de carga para los dispositivos móviles en Brasil.

En el texto de la consulta se lee de manera textual: «Consciente de los mencionados movimientos en el mercado internacional, el área técnica de Anatel evaluó el tema y presentó una propuesta con un enfoque similar para aplicación en el mercado brasileño»

Apple estudia la posibilidad de utilizar en sus iPhone el puerto USB-C de los celulares Android. Foto Pexels

Apple estudia la posibilidad de utilizar en sus iPhone el puerto USB-C de los celulares Android. Foto Pexels

Con el lanzamiento de esta propuesta, Brasil se convierte en la tercera región (la primera en Sudamérica) interesada en imponer un estándar de carga popular en los smartphones y las tabletas con el sistema operativo Android.

Se espera que la consulta de Antel esté disponible hasta el próximo 26 de agosto. Una vez entregados los resultados se tomará la decisión de emitir una regulación formal al respecto.

Apple contra las cuerdas en Brasil y Estados Unidos

Según varios analistas, Apple podría lanzar su primer iPhone con USB-C recién en 2023. Foto: EFE

Según varios analistas, Apple podría lanzar su primer iPhone con USB-C recién en 2023. Foto: EFE

Con estos movimientos, lo único que queda claro es que la presión sobre Apple para eliminar su icónico puerto Lightning es más fuerte en cada vez más países. 

Por ahora, no hay confirmaciones de cómo actuará la empresa de Cupertino ante el interés de países como Brasil. Incluso, aún con el mandato ya aprobado en la Unión Europea, Apple tiene un par de años para buscar una solución en cuanto al pin de carga de sus dispositivos móviles.

Algunos analistas indican que Apple está listo para dar el salto a USB-C, en donde se rumorea que, incluso, ya ha realizado algunas pruebas en iPhone con miras a llevar este puerto a otros dispositivos como el Magic Mouse.

Por otro lado, un grupo de senadores instó a principios de junio al Departamento de Comercio de EE. UU. a  que adopte una política similar destinada a abordar la «falta de estándares de interoperabilidad para la carga y otros accesorios de dispositivos».

La carta, que fue firmada por los senadores Ed Markey, Elizabeth Warren y Bernie Sanders, también argumenta que tener diferentes estándares en los teléfonos inteligentes genera más desechos electrónicos y daños ambientales, al tiempo que perjudica a los consumidores que tienen que comprar nuevos cargadores. Los senadores llamaron al conector Lightning de Apple un «ejemplo de obsolescencia planificada».

No está claro cuándo o incluso si el gobierno de EE. UU. tomará adelante la solicitud de los senadores, pero dadas las recientes investigaciones antimonopolio que involucran a Apple , parece probable. Teniendo en cuenta que EE. UU. es el mercado principal de Apple, esto probablemente llevaría a Apple a vender un iPhone USB-C en todas partes.

A principios de este año, el analista Ming-Chi Kuo y el periodista de Bloomberg Mark Gurman, ambos vinculados con las filtraciones sobre los productos de Apple, informaron que la tecnológica actualmente realiza pruebas internas con USB-C en lugar de Lightning en nuevos modelos de iPhone.

Hasta el momento, nada hace creer que Apple lance un iPhone con puerto USB-C en la Keynote que tiene por delante a fin de año, por lo que quizás espere hasta 2023 para hacer el cambio.

SL