«Tus secretos nunca estarán a salvo»


 Anonymous le declaró la guerra cibernética al Kremlin. El colectivo de hacktivistas sentó posición en favor de Ucrania y, después de inhabilitar decenas de canales de noticias, afirma haber hackeado la agencia espacial y envió una amenaza directa a Vladímir Putin: «Revelaremos todos sus secretos».

Al parecer, los hackers lograron manipular algunos datos marítimos afiliados al yate de lujo de Putin denominado «Graceful”, valuado en 97 millones de dólares, el cual cambiaron de nombre a “FCKPTN”.

En plan de atribuciones, Anonymous, afirma haber hackeado y clausurado la agencia espacial Rusa, Roscosmos, para que Vladimir Putin «ya no tenga control sobre los satélites espía» en medio de su invasión a Ucrania.

Tanto es así que Network Battalion 65 o ‘NB65’, un grupo de hackers afiliado a Anonymous, mostró información en Twitter del servidor de Roscosmos y afirmó que pudo descargar y eliminar archivos confidenciales relacionados con las imágenes satelitales y el Sistema de Monitoreo de Vehículos de la agencia espacial.

El grupo también se adjudicó los ataques dirigidos a varios sitios web y medios de comunicación rusos, incluido Russia Today, de propiedad estatal, la violación de la base de datos perteneciente al Departamento de Defensa y el acceso a otra información confidencial, todo en los días posteriores a la invasión de las fuerzas de Putin a Ucrania.

Ofensiva digital

La primer ofensiva fue bloquear los portales oficiales TASS, Fontanka y Kommersant, en los que el colectivo lanzó el siguiente mensaje: «Queridos ciudadanos, les pedimos que paren esta locura: no envíen a sus hijos y maridos a una muerte cierta. Putin nos ha mentido y nos ha puesto en peligro. Estamos aislados del mundo. Han dejado de comprar nuestro gas y nuestro petróleo. En unos años viviremos como Corea del Norte».

Ataque digital contra Rusia. Foto AFP

Ataque digital contra Rusia. Foto AFP

A lo largo del fin de semana diversos canales de radio y televisión rusos también quedaron inhabilitados. Otro de los objetivos principales de Anonymous es atacar las páginas oficiales del gobierno ruso, como la página de la Duma Estatal, que es la cámara baja de la Asamblea Federal de Rusia, o la del Ministerio de Defensa.

El grupo de hackers también ha advertido al presidente ruso que desvelará sus mayores secretos.

“Queremos un futuro para toda la humanidad. Por lo tanto, tus secretos ya no estarán a salvo nunca más. Putin, planeamos exponer todo lo que has escondido por años”, comunicó Anonymous. Los canales rusos pro-Kremlin han sido acusados de emitir propaganda rusa, difundiendo la falsa idea de que la ofensiva se trata de una «operación especial».

Además, algunas redes sociales han sido restringidas en territorio ruso, impidiendo a los internautas de Moscú y San Petersburgo conocer las devastadoras consecuencias y el sufrimiento de Ucrania.

Recordamos que, días antes de que Rusia iniciase la invasión, Ucrania sufrió diversos ciberataques DDoS -ataques de denegación de servicio- que bloquearon el acceso a las páginas de los bancos PrivatBank y Oschadbank, además de la página del Ministerio de Defensa ucraniano.

La Unión Europea ya ha alertado a los distintos países y sus grandes empresas de la posibilidad de sufrir ataques cibernéticos en esta guerra que también afecta al ciberespacio.